Inicio Destacadas SUMIDERO/Enoc, caballo de Troya de Manuel Velasco

SUMIDERO/Enoc, caballo de Troya de Manuel Velasco

0

EDGAR HERNÁNDEZ RAMÍREZ

Seis militancias partidistas en 22 años y va por la séptima.

Incursionó en la política cobijado por las siglas del Partido Revolucionario Institucional a fines de la década de los noventa; cambió de camiseta y ganó la elección para presidente municipal de San Cristóbal de Las Casas por el Partido Social Demócrata (2002-2004); mudó al Partido del Trabajo y en el 2010 obtuvo una diputación plurinominal en la LXIV Legislatura del estado de Chiapas; frustrado candidato a gobernador, en el 2012 abrazó los colores del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), primero como coordinador de la Fundación Manuel Velasco Suárez y luego como funcionario en varias dependencias de la administración de Manuel Velasco Coello; desde el gobierno impulsó la formación del Partido Mover a Chiapas, del cual fue presidente a partir de enero de 2015 y candidato a alcalde de San Cristóbal en mayo de ese mismo año, y precandidato a gobernador en el 2018.

Sus habilidades camaleónicas se afianzaron en enero de 2021, cuando fue nombrado nuevo coordinador electoral del Partido Encuentro Solidario en la Tercera Circunscripción, que abarca los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Este peculiar personaje de cascos políticos ligeros es Enoc Hernández Cruz, quien ahora en 2022 quiere ingresar al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y dirigir ese partido en Chiapas, el cual deberá renovar su dirigencia este año.

El oriundo de Jiquipilas de 51 años de edad, se vende como un político independiente, ducho en la operación político-electoral y como aliado de Rubén Bejarano, morenista y dirigente del Movimiento Nacional por la Esperanza. Sin embargo, la biografía reciente de Hernández Cruz lo delata como un hombre estrechamente ligado al exgobernador Velasco Coello, quien aún conserva cotos de poder en el estado y pretendería infiltrar Morena para influir en la decisión de quien será el candidato a gobernador en el 2004.

Enoc fue nombrado en el 2012 coordinador estatal de la Fundación Manuel Velasco Suárez, la asociación civil que sirvió para reclutar clientela electoral y hacer precampaña anticipada posicionando el nombre del ahora senador, homónimo de su abuelo; ya en la gubernatura Manuel Velasco Coello, Hernández fue designado –sin renunciar a la Fundación— como director general del Instituto de Capacitación y Vinculación Tecnológica (Icatech), donde tuvo un desmesurado presupuesto para continuar con la ampliación de la base clientelar oficial y que sirvió de base para la creación de Mover a Chiapas, un partido satélite ligado al gobierno.

En el 2016, en el contexto de fuertes fricciones con los dueños de varios medios de comunicación locales por la falta de pago de contratos de publicidad, Enoc fue habilitado como enlace del Poder Ejecutivo con los medios. Su entonces esposa, Dulce Gallegos Mijangos, sin tener el perfil para el puesto, fue nombrada en enero de 2018 directora del Sistema Chiapaneco de Radio, Televisión y Cinematografía; y en ese mismo año también le fue concedida una diputación plurinominal por el PVEM, el partido del exgobernador.

Por instrucciones salidas de Palacio y ya como dirigente de Mover a Chiapas, a principios de 2018 Hernández Cruz intentó obtener la candidatura común a gobernador que se gestaba en la alianza Partido Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, la cual finalmente recayó en José Antonio Aguilar Bodegas.

Seis días después de los comicios del 1 de julio de ese año, fue nombrado secretario de Desarrollo Social en sustitución de Julio César Pérez Muñoz. Y un mes después Manuel Velasco lo designó coordinador general de Gabinete, encargo que coincidió cuando el gobernador pidió licencia ante el Congreso local para tomar protesta como senador de la República y luego volver a retomar la titularidad del Ejecutivo para concluir su sexenio.

De acuerdo con los datos de su biografía política reciente, no cabe duda de dónde están enraizadas las afinidades y lealtades de Enoc Hernández Cruz, y a qué proyecto político pertenece en realidad.
No es la primera vez que Manuel Velasco intenta infiltrar otros partidos políticos para influir en sus decisiones internas y usar otras siglas para ganar posiciones de poder; lo hizo como gobernador de Chiapas y ahora lo hace como senador y como socio de la franquicia del Verde. El 2024 es una coyuntura crucial para el PVEM, y pondrá en marcha todas sus artimañas para conservar sus cotos de poder, sobre todo en el Sureste del país.

Morena debe estar atenta a estos intentos de colonización partidista y evitar que ahí se mimeticen y sobrevivan políticos reiteradamente ligados a la frivolidad y la corrupción.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here