Inicio Destacadas “Te lo firmo…” y NO te lo cumplo: Peña se va sin...

“Te lo firmo…” y NO te lo cumplo: Peña se va sin entregar 50.40% de los compromisos que hizo en 2012

39

Te lo firmo y te lo cumplo”. Asumida como lema de campaña, la frase pasó de ser una marca política a parte sustancial de la fórmula que usó Enrique Peña Nieto para ganar la Presidencia de México, en las elecciones de 2012. Repetidas una y otra vez, esas palabras se convirtieron en el corazón de decenas de spots que presentaron en la pantalla televisiva al político mexiquense como un personaje con palabra de honor; uno que no sólo ofrecía, sino que era capaz de estampar su firma ante Notario Público debajo de cada una de sus promesas.

Porque en México, prometer y no cumplir se había convertido en el gran lugar común de la clase política cuya credibilidad iba en declive aquel año de comicios. En los discursos, tanto de campaña como de toma de posesión de los últimos cinco Presidentes mexicanos se encuentran dos temas reincidentes: el combate a la corrupción y la disminución de la pobreza. Ninguno le hizo honor a su propia palabra empeñada. Peña Nieto, candidato por la coalición Compromiso por México, formada por el Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde Ecologista de México, también apareció para prometer como lo hicieron sus antecesores, pero a la acción le imprimió su toque personal: listó sus promesas y las notarió.

En los hechos, ello no agregó nada. En estos momentos, no hay ningún elemento legal que obligue al Presidente a entregar lo comprometido ante los electores. De acuerdo con el Colegio del Notariado Mexicano, un documento notariado es útil para varios fines, pero nada obliga a una persona firmante a que cumpla con determinadas promesas.

Con todo, ha llegado el momento de la última rendición de cuentas. Y la frase de “Te lo firmo y te lo cumplo” lo pone frente a sí mismo y frente a los gobernados. Enrique Peña Nieto se irá de la Administración Pública Federal con 132 de los 266 compromisos firmados sin cumplir y sin explicaciones de por qué no los logró. En otros números, sólo 49.6 por ciento de toda su oferta –menos de  la mitad- no fue lograda. Este paisaje de escollos es el resultado de la observación de este diario digital, apoyado en las respuestas de académicos y una serie de solicitudes de información mediante el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Lee información completa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí