Inicio Destacadas “SE LO DIJE A PEÑA NIETO Y A TODOS: SE ESTÁN ROBANDO...

“SE LO DIJE A PEÑA NIETO Y A TODOS: SE ESTÁN ROBANDO EL DINERO”

0

Eme Equis

Juan Manuel Portal tocó puertas para frenar la corrupción, pero no le hacían caso. La Auditoría Superior de la Federación a su cargo ayudó a descubrir la Estafa Maestra. ¿Cómo siguen las cosas ahora? “La corrupción en el sector público es aún gravísima”.

Juan Manuel Portal fue titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de 2010 a 2017, periodo en el que se descubrió un esquema de corrupción que involucraba a dependencias del gobierno federal, universidades públicas y empresas fantasma: la llamada “Estafa Maestra”. También se ha desempeñado como socio fundador del Instituto Mexicano de Auditores Internos, A.C.; promotor de la Federación Latinoamericana de Auditores Internos, y fundador de la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados ‐ Capítulo México. En la academia ha realizado estudios sobre metodologías de control interno.

Ethos: ¿Qué diagnóstico hace del combate a la corrupción en México?

Portal: La corrupción en el sector público es aún gravísima. No hay voluntad política para avanzar. Lo que se necesita es fortalecer el Estado de Derecho e involucrar a la ciudadanía para que todos respetemos las leyes. Las condiciones están dadas para lograr un sistema más articulado y avanzar en ese sentido. Lo único que falta es voluntad bien instrumentada.

Hay muchas cosas que están pendientes de hacerse en la Fiscalía General de la República, en el Sistema Nacional Anticorrupción y lo que está en proceso con el actual gobierno. Todavía no veo muy claro cómo lo están haciendo y menos cuando se habla de que no importa que los funcionarios no sepan, que tengan 90 por ciento honestidad y 10 por ciento experiencia, eso no puede ser así.

E: ¿Con qué funcionarios del gobierno federal habló personalmente de los casos de corrupción que detectó como auditor?

P: Llevaba cuatro años pidiéndole al encargado de despacho de la Función Pública, que era Julián Olivas, quien es mi amigo, que lo viéramos. Después llegó Virgilio Andrade y hubo alguien más en medio. Ninguno hizo nada. Con la Procuradora General de la República, Arely Gómez, que también es mi amiga, le dije que había que verlo. Permiten que pasen actos de corrupción. Ni siquiera se suben al portal de compras del gobierno (Compranet). Hay que registrar todas las compras y las del artículo primero y no las suben. Esto es un ejemplo de los cambios que hay que hacer a la normatividad y no los hacen.

E: ¿Por qué no se registran todas las compras?

P: Todo lo que está en la “Estafa Maestra” son adjudicaciones directas. Para que Sedesol (Secretaría de Desarrollo Social) o Sedatu (de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) le proporcionen a las universidades tales servicios o bienes, se aplicaban las adjudicaciones directas pero (las universidades) nunca les dieron nada, solo salía el dinero. A algunas empresas, la propia Secretaría les decía: “yo te digo a quién vas a contratar, el que te dé tales servicios que tú vas a tener como universidad”. No les llegaba nada oficial, solo salía el dinero. Les decían: “te voy a dar un contrato de 200 o 300 millones de pesos, y tú le vas a entregar a tal, te tomas tu comisión del 10 o 15 por ciento como universidad y lo demás se lo vas a dar a tal”. El dinero se iba para empresas que no existen, muchas de ellas que no tienen nada que ver con lo que se está adquiriendo. Después se desaparecían al grado de que ya no podíamos seguirlas como Auditoría Superior sin la ayuda de la Comisión (Nacional) Bancaria (y de Valores) o de la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera), pero ninguno, ninguno ayudaba nada, por más que denunciamos esto.

E: ¿Qué pasaba con el dinero?

P: Como se lo dije personalmente al Secretario de Hacienda (Luis Videgaray) y a la Secretaria de Desarrollo Social (Rosario Robles) y a varios secretarios de la Función Pública, así como a diputados del PRI, al coordinador de la bancada del PRI, al jefe de la Junta de Coordinación Política de la Cámara, al Presidente de la República, se los dije a todos: se están robando el dinero.

Me dijeron: “no, no se puede, cómo la secretaria, si no tiene grandes signos externos de riqueza…”. Yo no afirmo que se los quede ella, como se lo dije al coordinador de la bancada del PRI y al jefe del PRI: yo no digo que se los robe directamente la señora (Robles), parte de ese dinero se va al partido, no voy a decir qué partido, se va a las campañas. Y me dijeron: “No puede ser”. Entonces, ¿dónde está el dinero? Ya no es tanto que metan (a alguien) en la cárcel, sino dónde está el dinero. La Auditoría Superior no tenía facultades –no sé cómo va a quedar ahora–, pero Función Pública puede y no lo hace.

E: ¿Qué le dijeron, por ejemplo, Rosario Robles o el presidente Peña Nieto?

P: El presidente Peña Nieto estaba muy preocupado, tomaba nota.

E: ¿Se lo dijo en Los Pinos?

P: En su despacho en Los Pinos, tomó nota. En otra ocasión, en un evento público en Querétaro, el presidente Peña inauguraba una Asamblea General de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores (OLACEFS), que yo presidía, e invité al presidente Peña para que la inaugurara en el Teatro de la República (noviembre 2015). Me senté cerca de él y le pregunté ¿cómo vamos? Y me respondió: “Bien en términos generales, pero hay unas cosas muy preocupantes”. Le dije: ¿otra vez Veracruz? “Veracruz sigue, usted debe saber lo que están haciendo con la Cruzada Nacional contra el Hambre y hay esto, esto y esto”. No podíamos detallar mucho, pero de que lo sabían, lo sabían. ¿Y qué decían? “Vamos a verlo”, pero de ahí no pasaban.

E: ¿Rosario Robles, qué le dijo?

P: Que no me metiera. Yo ya tenía todos los papeles y la invité a que revisáramos todos los documentos. Le dije: señora secretaria lo que su equipo, lo que su personal trajo aquí, son cajas retacadas de papeles que equivalen a basura. Fotocopias que no sabemos qué es lo que argumentaban. Estábamos en una reunión, con su secretario, ellos eran como 15 y de mi gente solo cuatro o cinco. Y ahí estaban todas las pruebas, era un camión de redilas con 65 cajas de cartón archivadoras, que no sirven para nada, fotocopias de eventos con las comunidades, no sabíamos ni dónde ni para qué. Era para impresionar, aparentar que ya habían entregado.

Les dije: aquí no tenemos tiempo para estar recibiendo basura. Porque con todo respeto, esas eran sus respuestas, una negación permanente; que lo que decíamos nosotros era falso y que ellos ya habían entregado todo. Casos en donde hoy se le adjudicaban a la Universidad Autónoma del Estado de México o a la de Morelos, y al día siguiente ya tenían recibido el contrato, con el pago al 100 por ciento. Ya se habían entregado, según ellos, todos los servicios en toda la República, ¡en un día! Eso es ser cochino.

E: ¿Qué se necesita hacer para poner candados?

P: La ley está. Primero, que haya gente honesta, que se cuide, que se busque primero la integridad. ¿Y esto cómo se hace? Es un programa, espero que la Función Pública esté trabajando en ello, yo ya terminé, pero sí estoy dispuesto como ciudadano a ayudar a que se corrijan las cosas. Entonces, ¿qué es lo que se requiere en estos casos? Crear una política anticorrupción donde se establezca como principal propósito crear un Estado de Derecho, fortalecerlo, y eso tiene que ver con la integridad de todos los servidores públicos, pero también a nivel país, con toda la ciudadanía.

TE RECOMENDAMOS: LUIS VIDEGARAY ERA DEVOTO DE LOS HOTELES DE LUJO; THE RITZ-CARLTON, SU RELIGIÓN

“Un programa en donde todos aprendamos a respetar los semáforos, a no tirar basura, a mil cosas que hay que hacer para poder vivir en una forma armónica, civilizada y señalando lo que está mal. Que hagan un efectivo servicio de denuncias en el que haya seguridad para el denunciante, pero que no sea anónima”.

E: ¿En qué medida ha funcionado el Sistema Nacional Anticorrupción?

P: Son todavía muchos los estados que ni siquiera tienen a su fiscal, el Sistema aún está muy incipiente.

E: ¿Cómo pondera el papel de los empresarios y de la sociedad civil organizada?

P: Tienen que participar, pero algunos se doblan para donde les conviene. Hay otros que con mucho entusiasmo crean comités que van a fortalecer la ética y recomendar mejores prácticas. Hay mucho por hacer, ya no es de estar investigando, hay que hacer algo ya. Que agarren las denuncias de la Auditoría Superior, están documentadas, que promuevan juicios y actúen.

E: ¿La Estafa Maestra sirvió para acotar la corrupción en el país?

P: Sí, si los compañeros periodistas no hacen esto, ahí seguiría. Tomaron todo lo que teníamos nosotros, y la ventaja que tuvieron como independientes es que se fueron hasta el final para ver dónde terminó el dinero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here