Inicio Destacadas SAT refuta a la OCDE: “ingresos representan 24.5% no 16.9%”

SAT refuta a la OCDE: “ingresos representan 24.5% no 16.9%”

28

El Economista

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) aseguró que contrario a lo que dice la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los ingresos del gobierno mexicano ascienden a 24.5% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Según el documento de la OCDE “Revenue Statistics 2023”, los ingresos tributarios de México representaron 16.9% del PIB durante el 2022, con lo que fue el país con menor recaudación en términos relativos entre los 34 miembros de la organización.

Sin embargo, dijo el SAT, dicha cifra no considera los ingresos no tributarios que obtiene el gobierno federal, tales como los petroleros y los derivados de las empresas productivas del Estado, que ascienden 7.6% del PIB mexicano.

“Con estas consideraciones, los ingresos presupuestarios netos de México en 2022 habrían representado 24.5% del PIB, una proporción que ubicaría al país al nivel de naciones como Suiza o Costa Rica”, dijo el SAT en un comunicado.

Víctor Gómez Ayala, director de analítica de datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), aseguró que sumar los ingresos petroleros y de empresas productivas del Estado a los tributarios “no es válido”.

“Cuando la OCDE hace el análisis de los ingresos tributarios únicamente considera los ingresos que obtiene el gobierno de cada nación por impuestos, impuesto al ingreso que en el caso de México sería el ISR, impuesto al consumo que sería el IVA para nosotros e impuestos que gravan regímenes especiales dentro del cual está el IEPS, por ejemplo”, explicó.

Señaló que por lo tanto, la comparación que pretende hacer el SAT no es válida, puesto que en todo caso habría que considerar los ingresos no tributarios que obtienen otros países miembros de la OCDE.

“Lo que está haciendo el SAT es reconocer una debilidad estructural del sistema fiscal mexicano que se explica por la dependencia que ha tenido México desde hace décadas de los ingresos por el petróleo”, comentó Ayala.

Dijo que esa alta dependencia del petróleo, no ha habido un esfuerzo de parte del gobierno para sustituir los ingresos petroleros por ingresos tributarios, lo cual implicaría cobrar más impuestos y genera resistencias políticas y sociales.

Gómez Ayala advirtió que lo preocupante es que la contribución del petróleo a los ingresos presupuestarios ha venido reduciéndose en los últimos años por la volatilidad en los precios del petróleo, pero sobre todo por un declive en la producción petrolera desde 2004.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí