Inicio Destacadas Niño de 12 años ingresará a la UNAM; cursará física biomédica

Niño de 12 años ingresará a la UNAM; cursará física biomédica

19
s Carlos tiene varios proyectos académicos, uno es en bioquímica. “Creo que se se puede construir una célula y curar diversas enfermedades, de la mitocondria, por ejemplo”.

Carlos Antonio Santamaría Díaz tiene 12 años de edad. En una realidad convencional estaría por cursar el primer año de secundaria; sin embargo, el próximo lunes iniciará sus estudios universitarios en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Tras lograr 105 aciertos en el concurso de selección de ingreso al ciclo escolar 2019, obtuvo un lugar en la carrera de física biomédica como cualquier aspirante, sin concesiones ni venias. Así, por primera vez la máxima casa de estudios recibirá a un alumno de esta edad en licenciatura. Con ello, se abre un capítulo de inclusión universitaria, informó la UNAM.

La historia de Carlos con la universidad se remite a 2015, cuando estaba a punto de cumplir nueve años de edad y cursó dos diplomados: uno sobre química analítica; y otro en bioquímica y biología molecular para la industria farmacéutica, que imparte la Facultad de Química.

Pero antes también había abrevado conocimiento en el Centro de Ciencias Genómicas y en el Instituto de Investigaciones en Materiales.

Hoy está feliz: “Es el sueño cumplido de tres o cuatro años, el ‘medio fin’ que queríamos alcanzar, así como terminar la secundaria, la prepa… pero se siente muy bien haber alcanzado esto”, dijo en entrevista con la UNAM. Eligió esta universidad porque aquí comenzó todo, agregó.

La mayor dificultad para llegar a las aulas de la Facultad de Ciencias, recordó, es que mis papás convencieran a las personas de que me dejaran hacer los exámenes de secundaria y bachillerato, porque decían que seguramente era puro cuento.

Expresó: sólo quiero estudiar; si me cierran las puertas, me meteré por las ventanas.

Carlos reconoció que el examen de admisión fue muy duro: trae cálculo, y yo todavía no me metía muy bien a estudiar integrales.

Él junto con sus padres, Arcelia Díaz y Fabián Santamaría, viven en Cuernavaca, a unos pasos del Centro de Ciencias Genómicas (CCG) de la UNAM campus Morelos, en donde hizo una estancia semestral.

Confió que ya tiene varios proyectos académicos, uno es en bioquímica. Creo que podemos reconstruir una célula, curar todas sus enfermedades, por ejemplo de la mitocondria.

Cuando le preguntaron cómo llegó a este momento, el ahora alumno de la UNAM respondió: “Es estudiar mucho, nunca decir ‘no se puede’, me voy a regresar a la primaria. Siempre hay una forma de entrar”. Dijo que también estudió por Internet.

A Carlos también le gusta programar y jugar videojuegos, y añadió: Me gustaría encontrar más niños como yo, ayudarlos con lo que no les deja hacer la primaria o la secundaria, decirles por dónde pueden ir para seguir aprendiendo, porque nunca se debe parar.

Fabián Santamaría, su padre, dijo que la estructura del sistema educativo nacional existe, gracias a eso recibimos apoyo de autoridades, de legisladores, de la Secretaría de Educación Pública en el área de Enlace, para que sus exámenes de primaria y secundaria fueran muy expeditos: hizo exámenes para adultos, aunque debieron haber sido exámenes únicos para niños, pero no existen.

 

Vía La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí