Inicio Destacadas Más impuestos a ricos en países en desarrollo: FMI

Más impuestos a ricos en países en desarrollo: FMI

32

La Jornada

Washington y Nueva York. La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, comentó en días recientes que muchos países en el mundo en desarrollo podrían imponer mayores impuestos a sus ciudadanos y empresas prósperas como parte de una estrategia para elevar de manera sustentable los ingresos y reducir vulnerabilidades. Por otra parte, una investigación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sugiere que los impuestos en México son más bajos que en la mayoría de los países latinoamericanos.

En un foro previo a las reuniones semestrales del FMI y el Banco Mundial, Georgieva fue interrogada sobre las estrategias para abordar la desigualdad en ingresos, el desarrollo sustentable y el cambio climático. Entre las estrategias que mencionó en dos presentaciones sobre estos temas, una fue incrementar el porcentaje de impuestos en relación al PIB por hasta 9 o 10 por ciento más.

Hicimos un análisis que demuestra que se puede incrementar el impuesto en relación al PIB hasta 9 por ciento en muchos países, comentó Georgieva en un foro en la sede del FMI en Washington. Entonces, construye tu sistema tributario especialmente enfocado en llevar a más de la economía [al sector formal], no se puede hacer que sea toda, pero lo más posible, y la parte más rica de la población, los negocios que están prosperando, tienen una obligación con el resto de la sociedad.

Esta no es una idea nueva, el año pasado la directora gerente sugirió que Pakistán podría cobrar más impuestos a los ricos para poder ofrecer mayor protección a los pobres. Un informe del FMI publicado en septiembre de 2023 concluyó que si mejoran el diseño de la política tributaria y refuerzan las instituciones públicas, muchos países tienen potencial para incrementar su coeficiente de impuestos/PIB, o presión fiscal, hasta en 9 puntos porcentuales, lo que les permitiría prestar servicios públicos básicos.

El Fondo recomienda mejorar el diseño y la gestión de los impuestos internos básicos, como el impuesto al valor agregado, los impuestos especiales, el impuesto sobre la renta de las personas físicas y el impuesto sobre la renta de las empresas. También sugiere ampliar la base impositiva mediante una simplificación de los gastos fiscales, una tributación más neutral de la renta del capital y un mejor uso de los impuestos sobre la propiedad. Destaca que los gobiernos tienen que mejorar las instituciones que rigen el sistema tributario y gestionan la reforma impositiva.

Estos cambios, según los expertos del FMI, impulsarían el desarrollo financiero y la capacidad empresarial del sector privado, además de liberar fondos especialmente para reforzar las redes de protección social, lo que puede contribuir sobremanera al desarrollo sostenible.

Nabil Abdo, un asesor de políticas sobre el FMI en Oxfam Internacional, da la bienvenida al enfoque sobre impuestos y desigualdad de la directora gerente del FMI, pero dice que esas palabras no se reflejan en las recomendaciones reales que hace la insttución a los países.

Mucho de lo que recomiendan es trabajar dentro del sistema tributario existente para hacerlo más eficiente, explicó Abdo en entrevista con La Jornada. Explicó que Oxfam ha visto recomendaciones de remover exenciones al IVA, lo cual tendría un mayor impacto sobre los pobres.

Señaló que se necesita menos atención a como remediar problemas en el esquema existente y más sobre cambiar los sistemas tributarios a fondo, para hacer que los impuestos sean más progresivos, incrementando la carga sobre empresas y aplicando gravámenes sobre la riqueza.

Abdo agregó que Oxfam cree que los impuestos son importantes no sólo como una fuente de ingreso, sino como una herramienta eficiente para abordar la desigualdad. Aunque funcionarios del FMI han dicho que no tienen palancas para cambiar el comportamiento de gobiernos, Abdo señaló que el fondo ha sido muy exitoso en impulsar la anulación de subsidios sobre mercancías claves, algo que los gobiernos frecuentemente son renuentes en hacer, como parte de sus consultas.

El FMI puede alentar a los países a hacer algo mejor sobre los impuestos, afirmó.

Datos sobre el coeficiente impuestos/PIB son difíciles de comparar entre países, pero una gráfica del FMI indica que el coeficiente impuestos/PIB de México en 2022 fue de 24.2 por ciento, nivel que esta dos puntos porcentuales más alto que en 2018 y un nivel que ha permanecido relativamente constante durante las últimas dos décadas. Ese coeficiente de México es significativamente menor al de las otras economías de América Latina como las de Brasil, Argentina, Colombia y Venezuela.

Un informe de la OCDE preparado para el foro de la Cepal sobre Política fiscal para el crecimiento, la redistribución y la transformación productiva evaluó el coeficiente impuestos/PIB en 18 de 26 países en América Latina y encontró que México tenía los impuestos más bajos, con excepción de dos países (Barbados y Guyana). De hecho, el coeficiente de impuestos/PIB se redujo durante 2020 y 2021, mientras la tasa tributaria se incrementó entre uno y 3 por ciento en la mayoría de los otros países de la región.

En el foro de Cepal por lo menos un presentador, Daniel Tillman, director de la división de desarrollo económico de la Cepal, advirtió que es necesario incrementar, no sólo el nivel de la recaudación tributaria, sino también su progresividad y capacidad de reducir desigualdades de ingreso y riqueza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí