Inicio Destacadas IPN investiga efectos negativos de equipos que emiten campos electromagnéticos

IPN investiga efectos negativos de equipos que emiten campos electromagnéticos

8

La Jornada

Ciudad de México. Una investigación desarrollada entre las escuelas nacionales de Ciencias Biológicas y de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del Instituto Politécnico Nacional (IPN) halló efectos perjudiciales en ratones expuestos a campos electromagnéticos de intensidades similares a las de un teléfono celular de segunda generación y a la que emiten los modem de WiFi.

Académicos y estudiantes utilizaron más de 300 ratones divididos en cinco grupos, quienes fueron expuestos a 860 MHz con 0.5 W de potencia, lo que corresponde a un teléfono celular de segunda generación (2G), y a 2.4 GHz con 0.1W de potencia, como lo que emite un modem de WiFi.

A pesar de que los resultados aún están pendientes de publicación, demostraron efectos biológicos en los ratones expuestos a los campos electromagnéticos y se observó “estrés oxidativo, esperma/daño testicular, efectos neuropsiquiátricos, así como genotóxicos sobre el desarrollo físico y motor”, señala el reporte de la investigación.

Roberto Linares y Miranda, doctor en Ciencias en Ingeniería Eléctrica y uno de los líderes de esta investigación, explicó que este estudio se llevó a cabo de 2015 a 2020 y que los hallazgos muestran un impacto significativo en estos organismos.

Cualquier dispositivo que trabaja con energía eléctrica, explica el doctor Linares, emite campos electromagnéticos que varían en intensidades, por lo que todo el tiempo estamos rodeados de ellos; dondequiera que haya alguno de estos va a haber contaminación electromagnética en alguna medida.

“En la actualidad es una contaminación que no se ve ni se siente, específicamente por el internet que es un derecho de la humanidad. Consideramos que las grandes controversias del tema se deben a que los efectos sobre la salud en seres vivos no son inmediatos, se requiere analizar efectos en varias generaciones, ya que intervienen, además del medio ambiental electromagnético, los comportamientos complejos de la sociedad y de ellos mismos”, señala el reporte.

El investigador Linares resaltó que el espectro electromagnético se divide en dos grandes grupos: energías ionizantes y no ionizantes, estas últimas son un tipo de radiación de menor intensidad, cuya energía no es suficiente para arrancar electrones de los átomos o moléculas que componen la materia o los seres vivos. Los celulares, microondas y utensilios de uso cotidiano se encuentran dentro de ese espectro.

A pesar de que se considera que no son dañinas para el ser humano, instituciones como la Organización Mundial de la Salud han llamado a realizar más investigaciones en torno al tema para aclarar los efectos que las ondas electromagnéticas tienen en el ser humano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí