Inicio Opinión Epistolario…Qué hacer, el dilema

Epistolario…Qué hacer, el dilema

0

Epistolario

Qué hacer, el dilema

Armando Rojas Arévalo

JORGE: Qué hacer en un país donde los pillos y maleantes parecen bestias y a pesar de todo no paran las masacres, y los gandallas que se aprovechan de las circunstancias. Donde el crimen mata más gente que la pandemia, y en el que grupos de ciudadanos se aprovechan de la contingencia para bloquear avenidas y carreteras exigiendo servicios, o “maestros” de la CNTE que acampan en el zócalo por “razones” que ni al caso. Qué hacer con un Presidente que no escucha y hace caso omiso de los protocolos de la emergencia, encabezando actos públicos para conmemorar fastos cívicos y saca una estampita religiosa que lo protege de la enfermedad como la que se usó en la “cristiada” para protegerse de las balas.

Qué hacer con los diputados que, aprovechando que la atención está en la emergencia de salud, metieron cachirul y dieron de patadas en el trasero a don PANCHO I. MADERO aprobando la reelección de legisladores.

LÓPEZ OBRADOR encabeza eventos públicos pasándose por el arco del triunfo las recomendaciones por la emergencia sanitaria. Que se va a contagiar, que se va a morir. Joer, como dicen los españoles, déjenlo. Si se contagia, por su edad es posible que no aguante, lo cual sería magnífico para sus adversarios, pero si no se contagia por vida de Dios que nos diga dónde compró la estampita para pedir paciencia franciscana.

Déjenlo que se contagie. Si se muere, él se lo buscó, si no se muere qué pex. Si saluda de beso y abrazo a sus colaboradores, allá ellos, agachones; si desdeña las recomendaciones de LÓPEZ GATEL, entonces éste nos está mintiendo. (Por cierto, ¿sabías que LÓPEZ GATEL fue director de Epidemiología cuando la epidemia de influenza H1N1 en 2009? Eran tiempos de FELIPE CALDERÓN)

Qué hacer cuando el 70 por ciento de la actividad comercial en este país es informal y, por supuesto, va a mandar por un tubo a la cuarentena. ¿Cómo puedes obligar a esos comerciantes a cerrar o levantar sus puestos y tenderetes, refugiarse en sus casas, si viven al día? Mientras trabajan, ¿quién va a cuidar de sus hijos que deben estar en casa porque las escuelas cerraron un mes?

Los diputados de MORENA y partidos adláteres (PT, PES y PVEM) aprobaron la reelección. ¡Abusivos! ¿Dónde quedó la admiración que AMLO le profesa a MADERO, por lo de la no reelección? Pobre país, donde sus diputados no tienen madre, y los de la “oposición”…tampoco, porque son cómplices, al haberse ausentado de la asamblea donde se votó la estúpida iniciativa. Corrieron los cobardes.

(Las reformas a la ley electoral establecen la reelección de hasta por cuatro períodos consecutivos de 3 años para diputados y de dos períodos consecutivos de 6 años para los senadores)

Qué dilema.

LAS COSAS YA se están saliendo de control. El presidente pierde cada vez más respeto y credibilidad. Hoy escuché en un noticiero de Radio Fórmula que se ha caracterizado por darle toooodos los días con lo que encuentre a LÓPEZ OBRADOR, algo que, a pesar de que el Presidente nos tiene a muchos decepcionados y hartos con sus ocurrencias mañaneras, me pareció una majadería que no debería repetirse. El reportero que cubrió la “mañanera” exclamó varias veces “¡Payaso!”, refiriéndose a LÓPEZ OBRADOR, por haber sacado la estampita. Una cosa es la libertad de expresión y otra el mal uso que se hace de ella. Como sea, es el Presidente de México…Aunque con sus actitudes den ganas de decirle eso y más.

Ya habrá mejores momentos para vociferarle. Partamos de que la emergencia nos reclama acatar las recomendaciones. No es posible que mientras se cae la casa, la familia se pelee. Son momentos de unidad. Si le va mal al gobierno, le va mal a México. Entendámoslo así aunque no nos guste. Estamos en un barco; si se hunde, nos hundimos todos.

Vivimos en una etapa de incertidumbres, por la desinformación, por el exceso de información, por la falta de información precisa y la abundancia de información falsa.

El vocero de la autoridad de salud es LÓPEZ GATELL, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. El doctor JORGE ALCOCER, su maestro y jefe, brilla por su ausencia, porque así él lo prefirió presionado por dos bandos de poder en la SSA. Uno, encabezado por la doctora ASA CRISTINA LAURELL, origen sueco, a quien AMLO le tiene mucho aprecio, lo mismo que a ALCOCER. Ella es Subsecretaría de Integración y Desarrollo del Sector de Salud. Médico cirujano de la Universidad de Suecia, con maestría en Salud Publica de la Universidad de California, y doctora en sociología de la UNAM. Fue Secretaria de Salud Pública con AMLO en el gobierno capitalino, y por obvias razones es la que realmente manda. ALCOCER es un buen hombre; reumatólogo, a quien AMLO aprecia mucho por haber estado a su lado en los momentos difíciles por la enfermedad y fallecimiento de su esposa. Fue quien le presentó al presidente a LÓPEZ GATEL, quien había sido su alumno y le dirigió su tesis de maestría.

El titular de la SSA va a seguir ahí, porque en la lucha por el poder en el sector es, digamos, la parte neutral, o mejor dicho la parte contenedora. Además, LÓPEZ GATELL es especialista en emergencias sanitarias y ALCOCER prefiere no interferir.

EN SU COLUMNA de hoy, JORGE HERRERA VALENZUELA le pide a AMLO que se olvide un rato de sus mañaneras. Me sumo a la petición. No sólo por el desgaste político y moral, sino porque en el amor en tiempos del coronavirus (parafraseando a GABRIEL GARCÍA MARQUEZ) es indispensable la ecuanimidad y serenidad. Que no se olvide que el que mucho habla, mucho yerra. Por vidita de Dios, ¡que nos ponga en cuarentena de mañaneras!

Mejor que ponga a trabajar a JESÚS RAMIREZ en una estrategia de comunicación para tiempos de crisis como éste, que mucha falta hace. Mucha gente habla y poca, muy poca, sabe del tema.

DOÑA CHAYO ROBLES quedó hoy inhabilitad por 20 años para ocupar cargos públicos.

armandorojasarevalo@gmail.com

rojas.a.armando@hotmail.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here