Inicio Destacadas Encuesta. Así van las “corcholatas” en su primera semana de recorridos

Encuesta. Así van las “corcholatas” en su primera semana de recorridos

39

El Universal

A más de tres semanas desde que Morena anunciara los lineamientos para elegir a la persona que eventualmente asumirá la candidatura presidencial de ese partido, los resultados de la encuesta de Buendía & Márquez en exclusiva para EL UNIVERSAL revelan que Claudia Sheinbaum mantiene una ventaja consistente sobre Marcelo Ebrard, su principal contendiente.

La encuesta nacional en vivienda se realizó del 22 al 26 de junio, coincidiendo con la semana en la que los aspirantes de Morena comenzaron sus actividades. Esta es la primera medición que incluye a seis aspirantes, tras la inclusión de Manuel Velasco del PVEM en el proceso de selección.

Claudia Sheinbaum lidera las preferencias en la pregunta de quién de los seis aspirantes debería ser la o el candidato de Morena y su coalición para la Presidencia de la República. Un 34% prefiere que Sheinbaum sea la candidata de Morena, mientras que 22% prefiere a Ebrard. Los demás aspirantes registran cifras entre 6% y 8%. Es importante destacar que dependiendo de las reglas de selección, esta pregunta podría ser decisiva en la definición de la candidatura de Morena.

La ventaja de Sheinbaum sobre Ebrard se debe principalmente a los simpatizantes de Morena. En ese grupo, la exjefa de Gobierno cuenta con una ventaja de 27 puntos (45% contra 18%), mientras que entre los independientes esa ventaja se reduce a sólo 3 puntos (29% contra 26%). Por otro lado, la principal base de apoyo de Ebrard son los encuestados que simpatizan con los partidos de oposición. El excanciller goza de una ventaja de 11 puntos porcentuales (32% contra 21%) entre aquellos que se autodefinen como panistas, priistas, perredistas o simpatizantes de Movimiento Ciudadano.

Tanto Marcelo Ebrard como Claudia Sheinbaum son los aspirantes con mayor nivel de reconocimiento de nombre (71% y 66%, respectivamente), con una brecha de al menos 25 puntos sobre los demás contendientes. Manuel Velasco, del PVEM, cuenta con un nivel de conocimiento de 29%.

Con excepción de Ricardo Monreal, el reconocimiento de los demás contendientes aumentó, presumiblemente debido a la cobertura mediática que recibieron en las últimas semanas. Adán Augusto López es el que ha experimentado el mayor incremento en su reconocimiento, pasando de 26% a 36%. Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum y Gerardo Fernández Noroña aumentaron entre 6 y 7 puntos en este indicador.

A pesar de que Marcelo Ebrard conserva su ventaja en reconocimiento sobre Claudia Sheinbaum, esta última ha mantenido consistentemente un mayor porcentaje de opiniones favorables a lo largo de la serie. De hecho, en esta última medición, Sheinbaum amplió ligeramente su ventaja respecto a Ebrard. Aunque la diferencia entre ambos no es estadísticamente significativa, actualmente ella se sitúa 4 puntos por encima en términos de opiniones favorables (45% contra 41%).

Del mismo modo, en el indicador de potencial de voto, 52% de los encuestados manifestó que podría votar por Sheinbaum Pardo en la elección presidencial, mientras que 46% respondió lo mismo de Ebrard Casaubon, lo cual implica una diferencia de 6 puntos porcentuales.

La brecha entre ambos se amplía más en los atributos medidos: 68% considera que la exjefa del Gobierno de la Ciudad de México comprende las preocupaciones de la gente, mientras que 59% piensa lo mismo del exsecretario de Relaciones Exteriores. En términos de honestidad, 63% otorga esa cualidad a Sheinbaum, mientras que 55% lo hace para Ebrard.

Casi la mitad de los encuestados afirma haberse decidido por un candidato en la selección del aspirante de Morena. Dentro de este grupo, Claudia Sheinbaum mantiene una ventaja considerable sobre Marcelo Ebrard (45% contra 25%). No obstante, uno de cada tres encuestados todavía tiene dudas sobre quién debería ser el abanderado de Morena. De ellos, 35% prefiere a Sheinbaum y 29% opta por Ebrard.

En términos del total de encuestados, esto significa que 12% prefiere a Sheinbaum pero podría cambiar de opinión, mientras que 10% prefiere a Ebrard pero también tiene dudas.

Una de las cuestiones más interesantes en términos estratégicos es la segunda preferencia de los encuestados. En este sentido, 13% de los entrevistados prefiere a Sheinbaum, pero considera a Ebrard como su segunda opción, mientras que 11% prefiere a Ebrard, pero tiene a Sheinbaum como su segunda opción.

Sin embargo, la pregunta más relevante es si el retiro de alguno de los demás aspirantes de la contienda podría beneficiar a alguno de los dos punteros.

Analizando la segunda preferencia de los encuestados, los datos revelan que la brecha entre Sheinbaum Pardo y Ebrard Casaubon se mantiene prácticamente igual en caso de un hipotético retiro de alguno de los demás contendientes. Es decir, si las tendencias actuales se mantienen, la declinación de algún aspirante no tendría un efecto determinante en el resultado final.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí