Inicio Política Elba Esther es una humillación a EPN, y puede ser una zancadilla...

Elba Esther es una humillación a EPN, y puede ser una zancadilla al sexenio de AMLO: académicos

29

Elba Esther Gordillo reapareció en la vida pública de México con sed de revancha: advirtió que buscará enterrar la Reforma Educativa y retomar el liderazgo en la defensa de los trabajadores de la educación en el país lo cual, coinciden los académicos y politólogos Sergio Aguayo Quezada, José Antonio Crespo, Enrique Toussaint, Gustavo López Montiel y José Luis Hernández Avendaño, indica que “La Maestra” estará activa en la materia que más le apasiona: la política.

Para estos politólogos, la liberación y el regreso de la ex lideresa del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) es una muestra del fracaso público de la administración de Enrique Peña Nieto en materia de justicia, pero es también un claro desafío al discurso de cambio del nuevo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“¡Soy inocente y muestro a ustedes lo que justifica mi inocencia!”, exclamó Elba Esther Gordillo, y con sus dos manos levantó el acta legal con la que se le otorgó su libertad. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo
***
Una sonrisa altiva se dibujó en su cara al ingresar al salón Castillo del Hotel Intercontinental, en la Ciudad de México, mientras era recibida con aplausos y al grito de “¡Elba Elba!”, pronunciado por cientos que personas, la mayoría maestros, que acudieron a ver la reaparición en público de Elba Esther Gordillo Morales, después de poco más de cinco años de arresto y ausente de la escena pública.

“La Maestra” miró con satisfacción y regocijo, caminó unos metros hacía el templete, trastabilló al llegar al primer escalón; de inmediato se recuperó, subió las escaleras, levantó la mirada complacida y con un tono dramático inició su mensaje.

“Señoras y señores, amigos todos, aquí tienen la imagen que ha predominado durante más de cinco años con respecto a mi persona y es producto de una persecución política de acoso. Es producto de un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas”, dijo al tiempo en que una imagen de ella, tras las rejas, aparecía a sus espaldas.
Vestida con un sobrio traje negro, que combinó con unos aretes discretos y una pulsera que apenas se percibía, “La Maestra” reapareció con una imagen sombría y bajó los flashazos de cientos de cámaras.

Su cuerpo pequeño es visiblemente más delgado que antes pero ella, la ex lideresa, no mostró ni un ápice de vulnerabilidad. Irradiaba dureza y entereza.

“¡Soy inocente y muestro a ustedes lo que justifica mi inocencia!”, exclamó Elba Esther Gordillo, y con sus dos manos levantó el acta legal con la que se le otorgó su libertad/Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

***

Los asistentes aplaudían y gritaban a la par que los camarógrafos captaban el momento.

Al acto se invitó oficialmente como una supuesta “rueda de prensa”. Sin embargo, no se permitieron preguntas a los medios de comunicación, y el salón fue abarrotado, en su mayoría, por simpatizantes de Gordillo Morales.

En las primeras filas y hasta el final se congregaron maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación  de varios estados, entre ellos San Luis Potosí, Michoacán, Puebla, Oaxaca, Veracruz, Hidalgo, Morelos, Estado de México, Nuevo León. Pero la mayoría, eran maestros de la sección la 36 del Valle de México.

Durante su discurso, Elba Esther remarcó a la audiencia: “Recuperé mi libertad y en este momento la Reforma Educativa se ha derrumbado”. En ese instante se desbordaron los aplausos. No faltaron las maestras que entre sus manos levantaron cartulinas con mensajes de apoyo para la ex lideresa.

Una sonrisa altiva se dibujó en su cara al ingresar al salón Castillo del Hotel Intercontinental, en la Ciudad de México, mientras era recibida con aplausos y al grito de “¡Elba Elba!”, pronunciado por cientos que personas, la mayoría maestros, que acudieron a ver la reaparición en público de Elba Esther Gordillo Morales, después de poco más de cinco años de arresto y ausente de la escena pública.

“La Maestra” miró con satisfacción y regocijo, caminó unos metros hacía el templete, trastabilló al llegar al primer escalón; de inmediato se recuperó, subió las escaleras, levantó la mirada complacida y con un tono dramático inició su mensaje.

“Señoras y señores, amigos todos, aquí tienen la imagen que ha predominado durante más de cinco años con respecto a mi persona y es producto de una persecución política de acoso. Es producto de un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas”, dijo al tiempo en que una imagen de ella, tras las rejas, aparecía a sus espaldas.
Vestida con un sobrio traje negro, que combinó con unos aretes discretos y una pulsera que apenas se percibía, “La Maestra” reapareció con una imagen sombría y bajó los flashazos de cientos de cámaras.

Su cuerpo pequeño es visiblemente más delgado que antes pero ella, la ex lideresa, no mostró ni un ápice de vulnerabilidad. Irradiaba dureza y entereza.

“¡Soy inocente y muestro a ustedes lo que justifica mi inocencia!”, exclamó tajantemente mientras asentía con la cabeza y con sus dos manos levantaba el acta legal con la que se le otorgó su libertad.

Los asistentes aplaudían y gritaban a la par que los camarógrafos captaban el momento.

Al acto se invitó oficialmente como una supuesta “rueda de prensa”. Sin embargo, no se permitieron preguntas a los medios de comunicación, y el salón fue abarrotado, en su mayoría, por simpatizantes de Gordillo Morales.

En las primeras filas y hasta el final se congregaron maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación  de varios estados, entre ellos San Luis Potosí, Michoacán, Puebla, Oaxaca, Veracruz, Hidalgo, Morelos, Estado de México, Nuevo León. Pero la mayoría, eran maestros de la sección la 36 del Valle de México.

Durante su discurso, Elba Esther remarcó a la audiencia: “Recuperé mi libertad y en este momento la Reforma Educativa se ha derrumbado”. En ese instante se desbordaron los aplausos. No faltaron las maestras que entre sus manos levantaron cartulinas con mensajes de apoyo para la ex lideresa.

Lee el texto completo en SinEmbargo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí