Inicio Nacional El Inegi desdeña la equidad de género en México, acusan organizaciones

El Inegi desdeña la equidad de género en México, acusan organizaciones

21

¿Qué hacen los mexicanos adultos con el tiempo que no usan para trabajar? Labores domésticas, de estudio, recreativas, compras, cuidado personal y cuidar a otros; todas las actividades que llevan a cabo fuera de su empleo son medidas por la Encuesta Nacional del Uso del Tiempo (ENUT) para conocer su calidad de vida y sus niveles de bienestar. Este instrumento, sin embargo, se ha vuelto motivo de conflicto entre las expertas en equidad de género y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Uno de los principales indicadores que arroja la ENUT es la proporción en que estas actividades son realizadas por hombres y mujeres cada día, si reciben un pago y si lo hacen en igualdad de condiciones.

Por ello, los grupos feministas y los investigadores consideran a la Encuesta el instrumento más importante para medir la desigualdad de género y piden desde 2017 que se eleve a la categoría de Información de Interés Nacional (IIN), sin embargo, el Inegi decidió aplazar esta posibilidad por considerar a la encuesta “inmadura y difícil de comparar”.

Ante esta determinación, 40 organizaciones de la sociedad civil y 700 personalidades de la academia y la lucha social firmaron una carta dirigida al Instituto para pedirle que otorgue la categoría de Interés Nacional a la ENUT este mismo año y no hasta después de realizar la Encuesta 2019, como pretende el Inegi.

“El uso del tiempo es la prueba histórica e irrebatible de la desigualdad entre mujeres y hombres. Sin duda la información sobre el uso del tiempo de las personas en México es obligada para el desarrollo de nuestro país”, puntualiza la postura publicada por el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB) a principios de agosto.

Entre los motivos de las feministas para pedir que se eleve la categoría de la ENUT es para blindarla ante posibles ajustes presupuestales y ante el nuevo Censo General de Población que se llevará a cabo en 2020. Siendo el producto más importante del Inegi, el Censo absorberá naturalmente las prioridades operativas y financieras del Instituto, consideran expertas consultadas por Animal Político.

“El problema es que la encuesta es quinquenal, si no entra (la solicitud de elevarla) en 2019 es muy difícil que entre en 2020 que hay Censo, por eso nos urgía que entrara ahora”, explicó la investigadora Lucía Pérez Fragoso, consultora de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El Comité Ejecutivo del Subsistema Nacional de Información Demográfica argumenta que la ENUT es incomparable porque, de la edición 2009 a la 2014, hubo cambios en 73% de las preguntas del cuestionario para medir el uso del tiempo. Es por ello que se decidió posponer la integración de la Encuesta a la Información de Interés Nacional “para una fecha posterior al próximo levantamiento de la ENUT que el Inegi tiene programado realizar en 2019”, dicta la minuta de la reunión del Comité en la que se discutió dicho punto.

Sin embargo, las académicas y activistas coinciden en que detrás de la intención del Inegi de aplazar este blindaje de la ENUT hay un motivo económico: el Instituto no quiere ‘adoptar’ la encuesta porque tendría que financiarla en su totalidad, cuando actualmente lo hace en colaboración con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Baja prioridad

Tras la publicación de la carta firmada por las organizaciones y dirigida al Inegi, Animal Político solicitó al Instituto su postura frente a dicha petición. La respuesta fue una tarjeta en la que asegura que coincide con las activistas en la relevancia de la ENUT para visibilizar el trabajo no remunerado de las mujeres; que se compromete a “promover las acciones que tiendan” a levantar periódicamente la Encuesta, y que su edición 2019 es un hecho.

 

Lee la información completa 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí