Inicio Política El Gobierno de Peña fue fiesta de cuates: concursaron el puesto sólo...

El Gobierno de Peña fue fiesta de cuates: concursaron el puesto sólo 2 de cada 100 burócratas

20

Dos de cada 100 funcionarios públicos federales en nuestro país, obtienen un puesto a través del Sistema de Servicio Profesional de Carrera (SPC). El resto llega por designación, como parte de un gabinete de apoyo, o bien, por mecanismos diferentes al que garantiza el acceso de los candidatos “más aptos” para desempeñar funciones específicas (según el artículo 29 de la Ley del SPC).

Esto sucede mientras “hay un abuso en salarios muy elevados, con prestaciones exageradas en muchas áreas de la administración pública”, explicó el doctor Jonathan Heath Constable, uno de los economistas más prestigiosos de México. En su opinión, el tamaño y el gasto de la burocracia mexicana “no se justifica en el sentido de su ineficiencia”, ya que a pesar de que nunca se había gastado tanto como en este sexenio, los resultados en materia de crecimiento económico y desarrollo social son, en general, negativos.

Aunque lo ideal sería que la mayor parte de las plazas de la administración pública fueran ocupadas por profesionistas del SPC, no obstante, existen puestos “exclusivos” que son adecuados para personal por honorarios o de libre designación, así como por trabajadores de base, dijo a SinEmbargo Alejandro García, investigador del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de la asociación civil México Evalúa.

Hasta 2016, habían 28 mil 721 “servidores públicos sujetos al SPC” en la Administración Pública Federal (APF), refieren datos del sistema informático gubernamental RHNet. Ese mismo año, según cifras del Banco de Información Económica del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), había 1 millón 597 mil 593 funcionarios federales. De este modo, sólo el 1.8 por ciento de los funcionarios del Gobierno federal habría obtenido un puesto por concurso público

“El problema es que hoy en día tenemos gente por honorarios a niveles directivos. Entonces, ciertamente se nos está escondiendo información [básica] para poder tener un diagnóstico claro de lo que se debe de hacer” para hacer más eficiente al cuerpo de servidores públicos, explicó García, quien además, refirió que la burocracia en México “no está profesionalizada” y no cuenta con los mecanismos para “incentivar que sea eficiente”.
El economista detalló que el Servicio Civil de Carrera y el SPC “están en desuso” porque “cada vez vemos un crecimiento de plazas que no están dentro de este sistema. [Tampoco] se está remunerando a la gente con base en resultados, sino que estamos teniendo un gasto en la burocracia en estímulos especiales” (como bonos de puntualidad, de asistencia, etcétera).
El SPC es un “mecanismo para garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la función pública con base en el mérito […] para beneficio de la sociedad”, se lee en el artículo 2 de la Ley del Servicio Profesional de Carrera en la Administración Pública Federal.En abril de 2003, el ex Presidente Vicente Fox Quesada, el Senador Enrique Jackson (izquierda) y el Diputado Armando Salinas Torre (derecha) sostuvieron una reunión para firmar la expedición de la Ley del Servicio Profesional de Carrera en la Administración Pública Federal. Foto: Eunice Adorno, Agencia Claroscuro.
Los servidores públicos de carrera, de acuerdo con los artículos 4 y 5 de la Ley del Servicio Profesional de Carrera, están clasificados como “eventuales” y “titulares”. Esto implica que los cargos de mayor rango –como directores y subdirectores generales y de área, así como jefes de departamento, además de sus enlaces– deben ser designados por concurso público. Sin embargo, hay excepciones a la regla.
“En casos excepcionales” por causas de fuerza mayor –estipula el artículo 34– podrá ser autorizado “el nombramiento temporal” de cualquier servidor público para que ocupe un puesto o vacante “sin necesidad de sujetarse al procedimiento de reclutamiento y selección” del SPC.
Asimismo, el artículo 8 refiere que el personal de algunas dependencias –como la Presidencia de la República, la Secretaría de Relaciones Exteriores y las Fuerzas Armadas y de Seguridad Pública– y de ciertos ramos –médico, docente, gabinetes de apoyo, asimilados, etcétera– no será considerados en el esquema de contratación del SPC.

Leer reportaje completo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí