Inicio Destacadas Diálogo, la clave para gobernar Chiapas: Brito Mazariegos

Diálogo, la clave para gobernar Chiapas: Brito Mazariegos

0

 

 

 

 

• El respeto y no inmiscuirse en temas de corrupción, básicos para recuperar el estado de derecho. Lo que hemos hecho es abrir las puertas de la Secretaría de Gobierno. Escuchar a todos y obviamente conducirse dentro del marco de la legalidad, dijo en entrevista

 

El secretario general de Gobierno, Ismael Brito Mazariegos, en entrevista con Sinfuero.com.mx, dio a conocer que, con diálogo y aplicación de la ley, el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas ha ido dándole solución a más de 50 conflictos que la administración de Manuel Velasco Coello le dejó como herencia.
A siete meses de haber asumido el poder, el encargado de la política interna del estado chiapaneco, habló sobre diversos temas que ha sorteado, muchos de los cuales, han sido solucionados. Destacó las “papas calientes” que se encontraron en Oxchuc, Chenalhó-Aldama; la Sección 7 del SNTE con sus amenazas del todo o nada, con las escuelas normales.
Dijo que en cuestión de tiempo se aplicará la ley a los del FNLS, a quienes llamó una vil organización delincuencial, quienes, por bloqueos, robos y hasta homicidios, tienen acumuladas 101 averiguaciones previas en la Fiscalía General; la misma suerte correrán los cuatro o cinco cabecillas que desestabilizan a la Escuela Normal Mactumatzá; resaltó que el magisterio no tiene motivos para irse a paro y mucho menos pedir la renuncia de la secretaria de Educación.
De igual forma, habló de los problemas que se han enfrentado con la entrega del Copladem en comunidades y municipios donde por el grado de pobreza, sus habitantes esperan el apoyo que les brinda el gobierno; rechazó las críticas formuladas en los medios de comunicación donde se le señala tener diferencias con el titular de los programas federales, José Antonio Aguilar Castillejos, además de que externó su opinión sobre el reciente fallo generado en Baja California, donde se extendió el mandato de dos a cinco años para gobernar dicha entidad.
A continuación la entrevista.

¿Cómo encontraron Chiapas al asumir el cargo?

Durante la toma de posesión de Rutilio Escandón Cadenas como gobernador tuvimos más o menos enfrente como 50 grupos diversos, como pensaban que el exgobernador Manuel Velasco Coello iba a llegar a la toma de protesta, asistieron. Los atendimos. Al inicio de la administración nos entregaron algunos temas muy calientes, pedimos que nos ayudaran, que nos los entregaran ya resueltos, pero fue imposible, hubo un desgaste natural en los últimos tiempos de gobierno.
Teníamos problemas universitarios de la Mactumatzá, con la Jacinto Canek, el problema del magisterio; Amatán; Chenalhó y Aldama, los tiroteos estaban muy fuertes; Oxchuc, con una elección a darse, inédita, a mano alzada, las cosas no estaban sencillas. Mucha inconformidad derivada de la falta de pagos. Ese fue el escenario y comenzamos a atenderlos de manera muy responsable, mucha responsabilidad, con mucho compromiso. Todos los temas los hemos ido capitalizando, muchos resolviendo. Vamos avanzando. En el aspecto de la gobernabilidad, bajo la encomienda del respeto, que ha sido básico, recuperar el estado de derecho. Lo que hemos hecho es abrir las puertas de la Secretaría de Gobierno. Escuchar a todos y obviamente conducirse dentro del marco de la legalidad.

¿No se había hecho antes o no parecía que se hiciera?

Hay que decir algo con nombre y apellido: muchas veces se utilizaban a los grupos. Por ejemplo, la organización social el Mocri, eran utilizados, pensando maquiavélicamente o pensando con algún interés personal, eran utilizados, es una realidad. Creaba entonces una relación de complicidad. Un elemento importante, es justamente, no prestarnos a actos de corrupción. Es básico, fundamental. Porque si atendemos a un grupo o persona y accedemos a un tema de corrupción, en ese momento manchamos la relación, la seriedad y la buena conducción de la justicia.

Al inicio me espantó que a los jóvenes les pagaban sus marchas, les decían qué querían, qué se hacía o no se hacía y cuándo. Los utilizaban. Servían para algunos fines. No sé de quién. No les voy a pedir que vayan a robarse una urna, no. No los voy a utilizar como grupos de choque. Tiene que ver mucha seriedad, atender lo que es legítimo, con mucha sensibilidad y gobernabilidad. Sin caer en temas de corrupción. Eso nos va a ayudar a todos para que las cosas se resuelvan. Si no se cae en relaciones de complicidad.

Otro tema que encontramos caliente fue la zona de Los Bosques, Pueblo Nuevo Solistahuacán por el tema de una elección. Estaba tomada la alcaldía. Todos eso temas a través del diálogo los hemos resuelto, pero con firmeza, sin juegos, con diálogo para que no haya de alguna manera sorpresa para nadie. Para mi juicio, esto ha sido básico, no meter temas de corrupción. Para que podamos hablar con mucha claridad, objetividad y hablar de manera seria. No prestarse a juegos.

¿Cuáles fueron o son las principales resistencias de grupos sociales, del magisterio, de partidos políticos en esta nueva visión de gobernabilidad?

Vamos caminando, nos vamos entendiendo con el magisterio, nos vamos atendiendo con las organizaciones sociales, con aquéllas que persiguen un fin legítimo. El diálogo está abierto. Lo que si vamos encontrando son resistencias de algunos grupos que se amparan bajo el manto de organizaciones sociales, pero que realmente son delincuentes. Como el problema que tenemos con el FNLS, que se dicen ellos luchadores sociales. La parte mediática la manejan muy bien. Tienen gente especializada para allegarse de organizaciones internacionales, nacionales, se hacen ver como mártires, pero realmente tenemos graves problemas con ellos y están llegando a comunidades donde hay gente buena, que le gusta trabajar y cuando llegan lo hacen con esa actitud de intimidación; alguien que no quiere participar, los intimidan y si alguien no quiere participar hasta los desplazan. Llevan a cabo actos delincuenciales.

¿Pero esto es nada más por casos de bloqueos…?

No. Tengo a la mano datos muy importantes. Es la organización que sólo en la Fiscalía General del Estado tiene 111 denuncias. Te bloquean los carros, los toman y los meten a las comunidades. El Cometra que asaltaron tenía 11 mdp; en robo de mercancías en los últimos días han sido más de 5 millones de pesos. Entonces ya no son luchadores sociales.

¿Tienen plenamente identificados a estas personas?

Los estamos identificando. Los delitos son robos, despojos, amenazas, daños, privación ilegal de la libertad, robo de vehículos, lesiones, atentados contra la paz, retención a particulares, homicidios, ataques a las vías de comunicación. Son realmente delincuentes y no vamos a negociar. Tenemos detenido y procesado a una persona. No vamos a llevar a cabo ninguna negociación.

¿Cuántos más hay atrás de esta organización?
Se sabe que no es un grupo grande. Nosotros vamos a actuar.

¿En el caso de los policías?

Ellos reconocieron que los tienen, ya los vimos, que están ahí. Precisamente los cuerpos de seguridad están armando su estrategia. Vamos a rescatar a esas comunidades de esa esclavitud moderna. Vamos a recatar a esas comunidades de esos atropellos que les vienen haciendo. El problema es que se venía consintiendo. Son 111 denuncias, no son de nuestra administración, son de administraciones anteriores.

¿Es la forma es que operaban antes?

Sí, es la forma en que operaban antes. Hoy nos estamos apegando a derecho e informarle a la sociedad.

¿Costaba hacer mucho ese tipo de acciones, aplicar la ley?

Estamos haciendo lo correcto. No tenemos ninguna relación de ningún tipo o acuerdo de alguna naturaleza. Y eso es para todos los grupos que de alguna manera se cubren bajo el manto de organización social.

¿Tiene el FLNS algún vínculo con el EZLN?

Yo sé que no. Se habla de vínculos, pero es algo que no puedo precisar, yo sé que no.

¿A diferencia del gobierno anterior, cuáles serían las directrices para construir esta gobernabilidad?

Mucho diálogo, atender de manera sensible los legítimos reclamos y el respeto a la ley. En esa circunscripción nos podemos entender plenamente.

Muchas de las demandas implican la falta de recursos y de ahí los problemas, la pregunta sería, ¿hay suficiente recurso para atender las demandas?

Lo que he dicho es que denuncien. Con la llegada del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y a Chiapas del gobernador Rutilio Escandón Cadenas, se les invita a involucrarse, se les invita a los ciudadanos a que participen, a que sientan que recuperemos esa confianza, que no le llamemos de otra manera lo que tenga otro nombre. No hay necesidad. Acá tenemos homicidios, reconocerlo. El trabajo de la Mesa de Seguridad y sus resultados tiene que reconocerlo. Llamar a las cosas por su nombre. No hay mucha curva. Tiene que haber comunicación con el gobierno de manera real. Es honesto reconocer las fallas.

En el caso muy particular de la seguridad, hay una percepción generalizada que tiene que, con la percepción y la realidad en la materia, ¿cuál es la realidad en casos como Tapachula, Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal?

Es importante la percepción y la realidad. Tapachula, por ejemplo, llegó a percibir como la cuidad más inseguridad en el país. Hoy, la percepción ya subió 5 puntos, pero en la realidad en los delitos de alto impacto, se pasó de un cuarto lugar a un tercer lugar. Somos el tercer estado más seguro del país. Y en delitos comunes estamos en un cuarto lugar. La percepción en Tuxtla Gutiérrez ha mejorado, pero hechos como el homicidio de la maestra y del joven asesinado en el lado Poniente de la ciudad, son temas que laceran a la sociedad y que la percepción hace que permee de manera negativa.

La Fiscalía está dando a conocer todo a la sociedad, sobre qué es realmente lo que está pasando. Del tema de la maestra se dijo que era una ejecución al estilo Sinaloa, pero todo indica que era un tema muy personal. No así lo del joven asesinado. Tenemos que hacer una suma de esfuerzos para abonar a la seguridad. Pero quiero resaltar que la Mesa de Seguridad da resultados. Ahí están todas las autoridades para coadyuvar; hay hasta organizaciones autónomas. Creo que hace mucho bien. El gobernador les ha pedido a los alcaldes que se sumen y tiene razón cuando dice que a partir de la seguridad podemos iniciar un recorrido en la entidad partiendo de la seguridad. Ha pedido que no se citen a los alcaldes a reuniones en la mañana para que ellos cumplan primero en sus municipios, de estar pendientes en sus Mesas de Seguridad. Hoy estamos haciendo un recorrido en las 13 sedes distritales para ir sesionando e ir motivando la participación de los presidentes municipales.

¿Todavía hay alcaldes renuentes?

Algunos aún no participan, pero los estamos conminando.

Respecto al magisterio, y la Mactumatzá. La normal sigue cometiendo atropellos, y no vemos la aplicación de la ley. El magisterio, que se dicen mártires, preocupados por la educación cuando en la práctica, todo indica, es al revés, afectan la educación. ¿Cuál es la realidad, no les han cumplido, o son situaciones que están fuera de su alcance, es el gobierno el que tiene que atender esta situación, qué hay de fondo, la renuncia de la secretaria de Educación es un motivo real, tienen motivos?

No tienen motivos. Los grandes motivos eran en su momento la Reforma Educativa. La abrogó el presidente de la República. Hoy tiene una nueva reforma educativa donde no se trasgreden sus derechos. Traían el problema de pagos atrasados. El presidente de la República, de manera generosa, y el gobernador Rutilio Escandón, han hecho sus gestiones; han ido pagando cifras de 300, 400 millones de pesos, se ha ido pagando lo que no generamos, para ir pagando lo que antes –precisamente por esas relaciones de complicidad– no se reclamaba, y ahora lo reclaman con toda la fuerza que ellos puedan expresar.

Lo que he dicho a ellos es que habrá mucho diálogo. No está a discusión el tema de la secretaria de Educación (Aidé Domínguez). No tienen ningún motivo real. La secretaria está cumpliendo con su función apegada a la legalidad. No prestarnos a la corrupción. Nada de que mándame este interino, permíteme esto acá. Eso no. Hablar de manera clara para no perjudicar a la niñez. El gobernador ha pedido que dialoguemos lo que sea necesario. No hay gato encerrado. Lo que quieran poner sobre la mesa, temas sensibles, hay que atenderlos, pero no utilizar temas para perjudicar a la niñez. Los diferentes municipios, las autoridades, están a una sola voz de  no al paro de labores. Cumplir la ley y cumplir los niños. Un sindicato se entiende que utilice o busque banderas, pero que mejor que un sindicato vele por los intereses de los maestros, sin revolver su actividad con las atribuciones propias de la Secretaria de Educación. Aparte la autoridad y aparte el sindicato. Hoy como autoridad estamos haciendo la doble labor. Protegiendo a los maestros para que las cosas se den bajo una premisa que es el respeto a ley, al derecho, al esfuerzo de cada uno. Nada que el número 50 pase al número 10. No, que sea claro. Esa es la labor de un sindicato. Invitamos a que la cadena de cambios se haga de manera conjunta, porque así lo han hecho, pero si nos vamos en el estricto sentido, eso le compete a la autoridad y ellos ver que no se cometan actos ilegales en la institución. Toda esa parte es importante decirlo, porque las cosas por su nombre. Poner en claro en la mesa vamos a avanzar, no buscarle vuelta cuando las cosas están claras.

En cuanto a las normales, garantizo que esta autoridad va a actuar conforme a derecho. Tenemos denuncias, porque si no se ejecutan y quedan ahí almacenadas, como lo vemos con el FLNS, que tiene más de 100 carpetas de investigación abiertas, si nomás abrimos carpetas le hacemos al cuento, se tienen que ejecutar las órdenes para que la sociedad recobre la confianza. Entonces, los normalistas y a todos aquellos que cometan actos delincuenciales, se aplicará la ley. Yo he hablado con ellos, mucho. La mayoría son jóvenes que quieren estudiar. Sólo son cuatro a cinco que los obligan a actuar. Hay que actuar contra ellos para proteger a los demás. Los muchachos están para estudiar. La Mactumatzá recibe ordinariamente más de 40 millones de pesos, como ninguna otra. Está documentado. Ahora lo que debieron haber recibido para que hagas esto o lo otro. Es una escuela que recibe todo para estudiar. Tenemos que ver que los delitos no queden impunes.

Su opinión sobre la factibilidad de cerrar las escuelas normales, no por efectos políticos, sino porque no hay demanda laboral

Creo que la educación es básica, no podemos detenerla. Tan es así que el presidente de la República está abriendo las universidades Benito Juárez en lugares donde la pobreza está más acentuada. En Chiapas se habla de un 77 por ciento de pobreza y pobreza extrema. Entonces ¿qué nos puede salvar de ello? la educación. Si hay educación crecen los pueblos. La vocación natural del estado, el turismo, se fomenta; ya organismos nacionales se han pronunciado de que se visite Chiapas; se está apoyando al aeropuerto. Antes se hablaba de una fluencia de 70 mil personas anuales, hoy se habla más de un millón 50 mil; se va ampliar el aeropuerto para que haya más derrama económica y habrá más si la gente sabe que es un estado seguro, donde se combate el Estado de derecho, donde la educación esté al alcance de los pobres, donde el gobierno federal está apoyando con más de 30 mil millones de pesos a Chiapas, pero todo eso provocará un circulante importante, y va destinado a las clases más vulnerables. Todo es una estrategia para
que los jóvenes se motiven, terminen su preparatoria, su universidad y devolverles a sus comunidades, lo que se ha invertido en ellos; que crezcan, que vean, conozcan, otras culturas.

¿Hay una estrategia del gobierno para crear una cultura de paz, que ayude a tener más gobernabilidad?

Sí, aunque no hay hilo negro qué descubrir. Es atender y ser sensibles a los reclamos de la sociedad. Que la secretaría General de Gobierno, atienda, reciba y abra las puertas y ser sensibles. Porque si haces como que atienden, finalmente no resuelves. O si utilizas métodos intimidatorios, no. No es con acciones intimidatorias o violentas, eso no ayuda, podrá ser un acuerdo en ese momento, pero no se traduce en gobernabilidad.
Sí hay cosas que ya empezamos a hacer. Tenemos la zona de Los Bosques y otras donde consideran que el Compladem debe ser en efectivo. Entonces en esas partes si se hace importante llevar a cabo cursos, talleres, pláticas. Enseñarle el grado de pobreza en que está su municipio, su desarrollo cómo se ha venido impactando en los últimos años, para efecto de que podamos sensibilizar. Esa es una buena ruta, porque para muchos, dicen, es que es mi Copladem. Qué bueno que en su calidad de ciudadanos reclame, pero que el beneficio sea colectivo, que haya luz, agua, escuelas, calles pavimentadas, un parque, es decir, el desarrollo comunitario. Esas estrategias son importantes. En el tema del Compladem nos vamos a meter de lleno. Mucho nos está sirviendo los apoyos federales, porque a veces es tanta la pobreza, porque un problema de una persona se vuelve un problema de cientos. Si alguien atropella un perro, se dice que el perro era cazador, que vale tanto. La gente le suma y entonces les toca de tanto por persona. El problema se vuelve de mucho dinero. Y eso es delicado. Chiapas no ha sido igual por sus características, un estado de gran inseguridad o de pobreza. El gran problema son los movimientos sociales derivado de ello. Entonces, tenemos que trabajar mucho.

¿Usted diría que las principales causas del problema de la ingobernabilidad radican en la pobreza y en la forma poco clara y transparente, de la relación entre gobierno y las organizaciones sociales?

Recordemos que antes, las organizaciones sociales solicitaban un apoyo, no todas; algunos líderes se aprovechaban, es más lo mochaban desde la Federación. A veces consistía en dos borregos, entonces decía el que lo iba a recibir, no, mejor llévatelo, nomás déjame uno. Es una realidad. Pero hoy en día el gobierno está viendo que llegue de manera directa. Con las organizaciones buenas, que persiguen fines sociales, no hay problema. Eso queremos, que se den. Eso es lo que ha pasado y hoy se pretende que los beneficios lleguen de manera directa.

¿Usted era perredista?

Sí.

¿Sigue siendo?

Somos gentes de AMLO.

¿Es usted morenista?

Si.

¿Tiene diferencias con el súper delegado, José Antonio Aguilar Castillejos?

No, somos buenos amigos.

¿No luchan por la supremacía para las próximas elecciones, para la dirigencia de Morena?

No, De ninguna manera. En todos los temas hay que privilegiar el diálogo. Somos gobierno a nivel nacional, a nivel estatal. La sociedad debe tener una clara lectura de un partido en el poder, de un partido que enarbole las causas más nobles del pueblo. Seguramente verá bien los métodos y los acuerdos para que siga siendo el partido que sirva a la sociedad.

¿Aclara entonces que no hay nada de lo que dicen los medios sobre su relación con el responsable de los programas federales?

No lo hay. Estamos integrados. Compartimos la Mesa de Seguridad, compartimos los problemas. No hay nada.

¿No está Brito Mazariegos atrás de Chiapas Unido?

Todo partido tiene su propia vida autónoma.

¿Su opinión de lo que pasó en Baja California, donde se extendió el mandato del gobierno de dos a cinco años?

En contra porque el pueblo votó. Así de sencillo. Es anticonstitucional. Yo creo firmemente que no va a pasar.

¿Cómo se ve Brito Mazariegos en los próximos años o dónde se vería?

Nada más mi único cometido es servirle a Chiapas desde este espacio que el gobernador me confío. No tengo ninguna otra preocupación ni misión. Solamente el día a día de servirle al estado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here