Inicio Opinión DESASTRE GUBERNAMENTAL

DESASTRE GUBERNAMENTAL

68

DESASTRE GUBERNAMENTAL

 

ÉDGAR HERNÁNDEZ RAMÍREZ

Lo que inició tambaleante y en el trayecto fue dando tumbos, acabó en un desastre.

Al final del sexenio, el gobierno de Manuel Velasco Coello es como una aeronave dañada en todo su mecanismo que se precipita en picada. Sin radar ni brújula u otro dispositivo de emergencia, lo único que le queda antes de estrellarse es el botón expulsor de la cabina que lo mande al espacio con un paracaídas a la espalda.

No puede percibirse de otra forma la administración del gobernador saliente cuando saltan a la vista decisiones sin ninguna lógica institucional. El caso de Enoc Hernández es emblemático. Luego de ser dos veces director general del Instituto de Capacitación y Vinculación Tecnológica del Estado (Icatech), Velasco le cedió en enero de este año–a través del nombramiento de su esposa– el control del Instituto Chiapaneco de Radio, Televisión y Cinematografía. Ahí solo duró dos meses y el 6 de julio fue designado Secretario de Desarrollo Social. Inexplicablemente, un mes después Velasco lo movió de ahí y le dio posesión como coordinador general del Gabinete estatal.

¿Equivocación, ligereza, descontrol, o misión secreta? Cualquiera que sea la razón, es inaceptable que se juegue con las instituciones de esta manera tan irresponsable o perversa. Cuando aparezca la “caja negra”, quizá sabremos los motivos verdaderos del siniestro que lamentablemente tendrá como víctimas a miles de chiapanecos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí