Inicio Destacadas Con “Alito” presidente han sido tres años de “sofocamiento”, dice Sauri

Con “Alito” presidente han sido tres años de “sofocamiento”, dice Sauri

314

Sin Embargo

Dulce María Sauri indicó que lo ocurrido hace unos días en las sesión extraordinaria del consejo político nacional viola la institucionalidad del partido, pues no solo se extendió del periodo de la actual dirigencia, sino que se realizaron una serie de reformas a los estatutos del tricolor.

Ciudad de México, 28 de diciembre .– Dulce María Sauri Riancho, exdirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aseguró que los más de tres años que Alejandro Moreno Cárdenas lleva al frente del tricolor han sido de “sofocación” para su instituto político, pues el mandato del campechano se ha caracterizado por el “aislamiento y concentración” de poder.

“Tal vez podía yo caracterizarlo por un período defensivo; es decir, tratar de defender lo que queda de la fuerza territorial del PRI, de la fuerza de la representación en las cámaras, aislándolo concentrándolo, pero el aislamiento y la concentración sofoca entonces hemos vivido más de tres años de sofocamiento institucional en el PRI y eso no conduce a cosa buena”, dijo la también exgobernadora de Yucatán en entrevista con Alejandro Páez Varela en el programa Los Periodistas que conduce también Álvaro Delgado Gómez y que se transmite por YouTube a través del canal de SinEmbargo Al Aire.

El pasado 19 de diciembre, el Consejo Político Nacional del PRI avaló que Moreno Cárdenas, también exgobernador por el estado de Campeche y conocido ampliamente como “Alito“, tenga la posibilidad de alargar su mandato al frente de la institución hasta después del 18 de agosto de 2023, a través de una reforma que fue impulsada por él mismo y por el grupo que lo respalda en el tricolor.

Ante esta situación, Sauri Riancho, quien además ha sido Diputada federal y Senadora priista, planteó que lo ocurrido hace unos días en la sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional viola la institucionalidad de su partido, pues no sólo se extendió del periodo de la actual dirigencia nacional, sino que se realizaron una serie de reformas a los estatutos del tricolor.

“Me parece que es importante que el PRI recupere su institucionalidad, yo le digo [dijo a Páez Varela] que el PRI vaya por su segundo apellido, el primero ‘revolucionario’ y el segundo ‘institucional’. Lamentablemente lo que sucedió el 19 de diciembre pasado en la sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional viola esa institucionalidad del partido y me refiero a la extensión posible del periodo de la actual dirigencia nacional, sino en general a un conjunto de reformas a los estatutos, fueron 14 artículos de los astutos que fueron reformados varias de sus fracciones y que tienen que ver con una facultad exclusiva de la asamblea nacional”, dijo Sauri.

Con 458 votos a favor y cero en contra, los priistas aprobaron diversas disposiciones para adecuar su marco normativo y armonizarlo con el marco jurídico electoral, informó “Alito”, actual Diputado federal por el tricolor.

De acuerdo con los estatutos del PRI, “Alito” debería concluir su gestión en agosto próximo, pero la reforma que presentó le permitirá permanecer en el cargo hasta 2024. La reforma aprobada en sesión extraordinaria por el Consejo del Revolucionario Institucional establece que se puede solicitar una prórroga del mandato de la dirigencia nacional dentro de los “90 días hábiles previos” al inicio del proceso electoral federal.E

El artículo 38, fracción 37 del reglamento del PRI, ya con la reforma avalada y apoyada por el grupo de Alejandro Moreno, quedó de la siguiente forma: “Determinar la prórroga del periodo estatuario de la dirigencia nacional, en los casos en que la renovación concurra con un proceso electoral o dentro de los noventa días hábiles previos a este”.

El pasado 24 de diciembre, Dulce María Sauri presentó una impugnación ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria contra la reforma a los estatutos del tricolor que permitirá que Alejandro Moreno Cárdenas extienda su mandato hasta 2024.

Otras figuras del partido tricolor como Pedro Joaquín Coldwell y los actuales senadores Miguel Ángel Osorio Chong y Claudia Ruiz Massieu también se sumaron a la impugnación contra “Alito” al presentar querellas ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

En la entrevista en el programa “Los Periodistas”, Alejandro Páez preguntó a la priista sobre si había tenido algún tipo de contacto con otras figuras del PRI sobre los recursos de impugnación presentados ante el TEPJF. Dulce María Sauri afirmó que sólo han mantenido comunicación vía WhatsApp.

“Es un contacto muy eventual […] Realmente fue un mensaje de WhatsApp, ‘presenté mi recurso’. ‘Oye, pues qué bien, esperamos los tiempos de las respuestas’ y hasta ahí”, respondió Sauri, quien es socióloga egresada de la Universidad Iberoamericana campus Ciudad de México y tiene los grados de Maestría y Doctorado en historia, otorgados ambos por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS.

Dulce María Sauri recordó que la adecuación de los estatutos del PRI llega justo en medio de la discusión del llamado Plan B de la Reforma Electoral propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y de la cual el propio “Alito” se ha declarado como uno de sus principales opositores. La exdirigente nacional del Revolucionario Institucional expuso que, en caso de aprobarse, la enmienda entraría en vigor durante la tercera semana de noviembre del próximo año, situación que ya no favorecería a Moreno Cárdenas, lo que lo llevaría a dejar de lado una posible impugnación.

“La Reforma Electoral del Presidente López Obrador, esa que el PRI ha denunciado ardientemente estar en contra, tiene la previsión de que el proceso electoral inicie la tercera semana de noviembre, entonces la cobija de los tres meses ya no le ajustaba a la dirigencia nacional, por eso los 90 días hábiles. Está pensando en dejar de impugnar por la vía de la acción de inconstitucionalidad de la reforma como un todo. Lo que nos muestra esta reforma a los estatutos del PRI es una actitud preventiva”, planteó.

La exgobernadora de Yucatán comentó que es “altamente probable” que en caso de que la renovación de la dirigencia del Comité Ejecutivo Nacional se lleve a cabo en los tiempos establecidos, “es altamente probable” que el nuevo presidente del partido sea afín a Moreno Cárdenas.

“Yo no dudo en ningún momento de que el presidente del Comité Ejecutivo Nacional, la Secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional tengan el control del aparato partidista, a mí me queda muy claro, es más, si la renovación se da en tiempo, es decir, al 19 de agosto del año próximo es altamente probable que la dirigencia que lo sustituya sea una dirigencia muy cercana, a fin a la actual dirigencia nacional, o sea hay esa fuerza política para poderlo realizar”, agregó en la entrevista transmitida por el canal SinEmbargo al Aire en YouTube.

Pese a los conflictos internos al interior del PRI, Dulce María Sauri expresó su confianza porque el tricolor no siga los pasos de otros partidos y expulse a personajes que no respeten sus principios.

“Yo espero que el PRI como institución resista a las tentaciones de la expulsión […] Entonces ahora en las circunstancias que tenemos, nosotros lo que estamos simplemente señalando hablo en general, pero quisiera particularizarlo en mi persona, es que se recupere la vida institucional del PRI, no queremos ir a ningún lado, al contrario, queremos permanecer en un partido fuerte que lo es cuando es oposición, siempre y cuando se respeta la vida institucional del partido”, dijo.

Sauri Riancho recordó que en el pasado, el partido tricolor se enfrentó a momentos complicados y a pesar de las circunstancias no expulsó a ningún miembro, al contrario, aquellos personajes decidieron irse por cuenta propia.

“La diáspora es cuando te vas, nosotros no nos fuimos aquí estamos y lo digo por mí. El momento más complicado de la vida interna del PRI se dio en marzo de 1987 con la corriente democrática, que conformaron Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez. La Asamblea Nacional de marzo de ese año fue una asamblea sumamente tensa; sin embargo, y a pesar de las circunstancias, el PRI nunca expulsó a a los tres más importantes personajes ni a ninguno de los que participaron, ellos decidieron marcharse”, relató.

Finalmente, la exlideresa del PRI aseguró que las elecciones del próximo año en el Estado de México y Coahuila serán cruciales para definir el futuro del partido, pues dependiendo los resultados se deberá trazar la ruta a seguir.

“Lo veo como un riesgo cercano, sí, pero inminente va a depender de lo que suceda en el primer semestre del año próximo. Yo considero que hay todos los elementos para que la coalición electoral compita exitosamente en las elecciones de Coahuila y el Estado de México; considero también que van a ser elecciones altamente disputadas, pero que una vez que pase el 4 de junio, una vez que se haya realizado el proceso electoral, se va a abrir una baraja nueva. ¿Qué trae esa baraja? Si la baraja trae triunfos habrá nuevos actores políticos que se sienten a la mesa, la candidata triunfadora en el Estado de México, el candidato triunfador en Coahuila, un priismo y una coalición electoral con ánimos renovados hacia el 2024. Y si la decisión no favorece a la coalición también se abre otra baraja. Esa baraja va a llevar a revisar la pertinencia de las coaliciones electorales hacia el 2024: dónde, cómo, bajo qué circunstancias, es decir hay otro escenario también”, expuso la experimentada política yucateca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí