Inicio Opinión CHIAPAS Y LA DEUDA DE LA CFE

CHIAPAS Y LA DEUDA DE LA CFE

22

CHIAPAS Y LA DEUDA DE LA CFE

 

ÉDGAR HERNÁNDEZ RAMÍREZ

La Comisión Federal de Electricidad tiene un lugar en la memoria de los chiapanecos. Los recuerdos fluyen en sus caudalosos ríos y se contienen en las compuertas de las presas que no pueden aprisionarlos por siempre; burbujean también desde el fondo de los pueblos sumergidos en las grandes aguas en nombre del progreso. Orgullo y desprecio. Más que de alto voltaje, la presencia de la empresa estatal en Chiapas, es de baja energía, apagones y cortocircuitos.
A partir del próximo año, la CFE se establecerá en Tuxtla Gutiérrez. Inevitablemente, el pasado se hará presente y lo no resuelto revivirá. La cercanía de sus oficinas centrales estimulará las demandas pendientes de cientos de comunidades que se declararon en moratoria por cobros desproporcionados y que reclaman tarifas de luz justas. No se descarta que reaparezcan reminiscencias de diferendos jurídicos inconclusos en las comunidades afectadas por la construcción de las hidroeléctricas. También están en la agenda la millonaria deuda de los municipios y la reanudación del proyecto de la presa “Chicoasén II”.
Sin embargo, quizá los mayores desafíos de la CFE sean solucionar las inconformidades de miles usuarios con los cobros ilegítimos y deficiente servicio, así como proporcionar energía eléctrica a las zonas marginadas del estado que contribuya a sacarlas de la pobreza.
Además de Pemex y Sagarpa, la CFE es uno de los parámetros más importantes con los cuales se puede medir la relación de Chiapas con la federación. Lo que suceda en esa convivencia futura, determinará otra parte de la historia.
La deuda de miles de chiapanecos con la CFE es monetaria, la de ella hacia Chiapas es social y moral.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí