Inicio Destacadas BdeM analiza «tokenización» de pagos transfronterizos

BdeM analiza «tokenización» de pagos transfronterizos

49

La estrategia es parte del proyecto «Agorá» que estudiará cómo la tokenización del dinero digital mayorista de banca central y de los depósitos de los bancos comerciales en plataformas programables puede servir para mejorar el sistema monetario

El Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), en coordinación con siete bancos centrales, anunció planes para unir esfuerzos con el sector privado y evaluar cómo la tokenización puede mejorar el funcionamiento del sistema monetario.

El Proyecto Agorá reúne a siete bancos centrales: Banco de Francia (en representación del Eurosistema), Banco de Japón, Banco de Corea, Banco de México, Banco Nacional Suizo, Banco de Inglaterra y la Reserva Federal de Nueva York, los cuáles trabajarán en colaboración con un amplio grupo de empresas privadas financieras convocadas por el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés).

Todo surge a partir del concepto de un nuevo tipo de arquitectura para las infraestructuras del mercado financiero, conocida como unified ledger, propuesta por el BIS. Analizará cómo los depósitos tokenizados de la banca comercial pueden integrarse perfectamente con el dinero mayorista tokenizado de los bancos centrales en una plataforma financiera central público-privada programable.

Dicha propuesta pudiera mejorar el funcionamiento del sistema monetario y ofrecer nuevas soluciones utilizando contratos inteligentes y programación, manteniendo la estructura de capital del sistema monetario de dos niveles.

Según un comunicado del Banco de México, los contratos inteligentes pueden ofrecer nuevas formas de liquidar pagos y permitir cierto tipo de transacciones que actualmente son inviables o imprácticas, brindando nuevas oportunidades en beneficio de empresas y personas.

Señala que esta asociación público-privada contribuirá a resolver varias ineficiencias estructurales inherentes a la dinámica actual de pagos, especialmente a nivel transfronterizo, lo cual a su vez plantea una serie de retos adicionales, tales como diferentes requisitos legales, regulatorios, horarios de operación y husos horarios.

A lo anterior se suma la creciente complejidad de realizar controles de integridad financiera (para combatir el lavado de dinero, así como para realizar la verificación de clientes), los cuales en la actualidad se realizan generalmente de manera repetida para la misma transacción, dependiendo del número de intermediarios involucrados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí