Inicio Opinión ¡AQUÍ Y AHORA!… La obesidad como síntoma

¡AQUÍ Y AHORA!… La obesidad como síntoma

43

Juan Antonio Pacheco Villarreal

Se tenía la creencia que el estar gordo, “frondoso” era uno de los términos que coloquialmente se usaba, era motivo de orgullo y de salud. En términos médicos “la obesidad es una enfermedad crónica tratable que aparece cuando existe un exceso de tejido adiposo (grasa) en el cuerpo”. Las causas: mala alimentación, falta de ejercicio físico, la genética, la economía de las personas también influye (aunque no es determinante); quien tiene libertad financiera puede inscribirse al gimnasio, comprar aparatos especiales para ejercitarse en casa, tratarse con el nutriólogo, tienen acceso a más información,  entre otros.

“La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) alertó sobre la necesidad de cambiar los hábitos alimenticios en México, donde el 73% de la población adulta padece sobrepeso u obesidad”. Los datos de las estadísticas se consideran fríos, sin embargo lanzan una luz amarilla para unos y roja para otros. Me refiero a los datos en adultos, debido a que si el adulto tiene obesidad, como consecuencia ese patrón alimenticio lo pueden replicar los niños, lo que ven aprenden; independientemente de la predisposición genética y energética familiar.

Las consecuencias de la obesidad: diabetes, hipertensión, complicaciones cardiovasculares, problemas gastrointestinales. Psicológica y emocionalmente también tiene efectos: inseguridad, pena, aislamiento, problemas para relacionarse o convivir con compañeros y amigos. Socialmente: las personas con sobrepeso u obesidad, son blanco de burlas y de sobrenombres, tanto en la escuela, en la calle e incluso en la familia.

En las escuelas, está prohibido vender alimentos “chatarra”, considero que no es suficiente esta medida, debido a que si en casa no cambian los hábitos alimenticios, el niño camino a la escuela o a casa va a comprar golosinas y la medida no alcanza  el objetivo.

Lo importante es tratar el caso de sobrepeso u obesidad, de manera integral, tanto profesionalmente como en la familia, debido a que el problema alimenticio es multifactorial…El otro enfoque al que me quiero referir es el siguiente: el cerebro graba viendo, sintiendo y oyendo, si al niño o a la niña se le dice desde pequeño gordo (a) se le pone un sello, se ancla como si llevara una mochila pesada en los hombros…si el niño oye que su mamá le dice al papá: ¡oye gordo! Se confirma la grabación que tiene de que a él también le dicen gordo. Otro punto en ese enfoque multifactorial, es que el sobrepeso u  obesidad, es un síntoma derivado de alguna experiencia desagradable que humilló a la persona en la infancia y tiene miedo de sentir vergüenza o que se avergüencen de la persona. El sobre peso u obesidad como síntoma, también es una protección contra aquellos que le exigen mucho, tanto que atiende más a otros que a sí misma…también acumula grasa para evitar ser deseada por alguien del sexo opuesto: el esposo porque hay problemas de pareja; o como antes dije si sufrió una experiencia desagradable con otra persona.

Los tips: *Hacer ejercicio a diario, ya se cuenta en las ciudades con gimnasios al aire libre*Caminar, correr, practicar ciclismo, natación, etc.*Respetar los límites del niño al comer, cuando dice: “ya no quiero” si se le exige, pierde el control de sus límites*La familia completa debe tomar acción hacia un cambio de hábitos alimenticios*Buscar y/o aceptar ayuda profesional para tratar el caso de sobrepeso u obesidad desde adentro, neuronalmente; nada pasa afuera si primero el cambio no se hace adentro (a nivel neuronal). Toma acción ¡AQUÍ Y AHORA!

 

 

Para comentarios: japachecovi@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí