Inicio Municipios Administración municipal actual, de las peores: JRMA

Administración municipal actual, de las peores: JRMA

65

MANUEL MONROY

Para José Ramón Morán Aramoni, regidor del ayuntamiento tuxtleco la percepción de la población sobre una pésima administración es correcta. “Lo que se ve no se juzga. Nunca se satisfizo a la ciudadanía en servicios como alumbrado, bacheo, seguridad, agua potable, es decir, la autoridad no puso orden”.

En entrevista dentro de su oficina de Palacio Municipal, consideró que el gobierno que en su momento encabezó Fernando Castellanos Cal y Mayor le faltó voluntad y actitud para poder manejar la capital del estado. “Por supuesto que en esta fórmula el dinero también es importante, pues se requiere para aterrizar los proyectos y en este sentido los recursos no se ejercieron como se debía”.

Para el funcionario municipal emanado del Partido Acción Nacional si bien es cierto la administración tuxtleca no manejó exceso de presupuesto para todas las tareas que debe desempeñar, lo cierto es que tampoco estaba en banca rota, es decir, se contaba con los indispensable para hacer un papel digno.

Interrogado sobre cómo se manejará que el gobierno saliente deje una deuda millonaria de por lo menos 200 millones de pesos a la que está por iniciar (misma que encabezará el edil electo, Carlos Morales), Morán Aramoni aceptó que hay varios compromisos que definitivamente no se lograrán liquidar.

“Es cierto que se debe a Proactiva (160 millones de pesos); 10 millones más a empresarios constructores; una cantidad importante a instituciones bancarias, entre otros compromisos, pero lo que también es verdad es que quienes formamos parte del cabildo no ejercemos recursos”, detalló.

Lamentó no poder hablar de acciones a favor de la población durante los últimos tres años. “La realidad es que no hay algo tangible mediante lo cual se pueda hacer esta valoración, pues no hay obras de infraestructura para dar ejemplos. Quizá lo único bueno fue la construcción de algunos drenes pluviales”.

En este sentido, comentó que hasta el máximo de las capacidades gubernamentales se atendió a la población, aunque dijo que existe un déficit enorme en este rubro, “El saldo en este campo es negativo al grado de que el nuevo alcalde es quien recibe críticas al cierre de la administración”.

Al preguntársele si al término de su gestión como regidor brincará a otro cargo dentro de la esfera gubernamental, el entrevistado negó que vaya a ser así. “Me gustaría seguir trabajando en pro de la ciudadanía y aportar con lo poco o mucho que sé, pero no es el momento y regresaré a mis actividades personales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí