Inicio Nacional ¿Quiénes eran los militares de confianza del General Cienfuegos en su paso...

¿Quiénes eran los militares de confianza del General Cienfuegos en su paso por la Sedena?

0
CIUDAD DE MÉXICO, 16MARZO2018.- La Secretaría de la Defensa Nacional llevo a cabo la Ceremonia Destrucción de Armas de Fuego, en donde se destrozaron ejemplares de las las mil 800 armas que el ejercito mexicano ha asegurado al crimen organizado mediante operativos especiales. En a imagen un arma que fue fabricada de forma especial para "Exmo. General Pablo Quiroga" se encontraba entre las armas aseguradas. FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM

Como Secretario de la Defensa Nacional en México, Salvador Cienfuegos, tuvo bajo su mando a un grupo de militares de confianza que ocuparon los cargos estratégicos o de mayor jerarquía, y quienes meses antes de su retiro del Ejército, fueron promovidos por el propio General para relevarlo en el cargo de Secretario.

Eran al menos cuatro los militares cercanos a Cienfuegos, dos de ellos activos actualmente en puestos claves de la Sedena, pero ninguno llegó al cargo de Secretario. Esta responsabilidad finalmente recayó en Luis Crescencio Sandoval, quien si bien en diciembre de 2017 fue nombrado por el propio Cienfuegos como Comandante de la IV Región Militar en Nuevo León y Tamaulipas, no era del círculo más cercano del General.

De hecho, Sandoval no estuvo en la propuesta de relevos de Cienfuegos. La designación fue hecha directamente por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien este 16 de octubre en su conferencia mañanera dijo que él personalmente lo eligió.

“En el caso particular del general Luis Crescencio Sandoval González, lo propuse luego de hacer una investigación a fondo. Y no surge su nombramiento de los que se proponían en ese entonces por parte de la Secretaría de la Defensa, es decir, no fue propuesto el general Sandoval por el entonces secretario de la Defensa. Y se puede decir que no le correspondía al secretario de la Defensa proponer, pero yo les pedí, tanto al secretario de Marina como al secretario de la Defensa de entonces que me presentaran opciones, que me propusieran ternas, y en ninguno de los casos, ni en Marina ni en Defensa, tomé en consideración esas propuestas”, dijo el Presidente de México.

Todos los hombres del General 

Uno de los militares impulsados por Salvador Cienfuegos para sucederlo fue Pedro Felipe Gurrola Ramírez, quien del 1 diciembre de 2017 al 1 de diciembre de 2018  se desempeñó como Inspector y Controlador General del Ejército y Fuerza Aérea, en la Ciudad de México.

Desde el 3 de diciembre de 2018, Gurrola es Comandante de la V Región Militar, que comprende los estados de Jalisco, Colima, Aguascalientes, Zacatecas y Nayarit, este último estado donde se presume que el exsecretario Cienfuegos brindó protección a un alto lugarteniente de la Organización Beltrán Leyva (OBA).

Además de haberse desempeñado como Comandante militar en Sinaloa, Gurrola fue Comandante de la Fuerza de Tarea “Sierra Madre” en los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua, en los municipios del llamado triángulo dorado de la droga en México.Otro de los Generales que impulsó Cienfuegos para sucederlo fue Alejandro Saavedra Hernández, actual Director del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas desde el 1 de diciembre de 2018.

El General Saavedra comandaba la 35ª Zona Militar cuando desaparecieron 43 estudiantes de Ayotzinapa, el 26  septiembre de 2014. Bajo su custodia se encontraba el 27° batallón de infantería que estuvo en la llamada Noche de Iguala.

En la desaparición de los 43 estudiantes participaron presuntos integrantes del grupo Guerreros Unidos, una escisión criminal de la Organización de los Beltrán Leyva en Guerrero.

El tercer militar cercano a Cienfuegos, de los propuestos para relevarlo, fue Roble Arturo Granados, quien se desempeñó como Jefe del Estado Mayor hasta 2017, para después ocupar la Subsecretaría de la Defensa Nacional. Ocupó ese cargo hasta el último día de la administración de Enrique Peña Nieto.

Antes de esos cargos, se había desempeñado como comandante de la 40ª y 45ª Zona Militar, en los municipios de Guerrero Negro, Baja California Sir, y Nogales, Sonora, respectivamente.

El cuarto militar cercano al General Cienfuegos fue  Eduardo Emilio Zárate Landero, quien ocupó diversos cargos y encomiendas dentro de la gestión de Cienfuegos, el último de ellos como Oficial Mayor de diciembre de 2017 a noviembre de 2018.

También fue Comandante de la V Región Militar, que abarca Nayarit, entre otros estados, de junio de 2016 a diciembre de 2017; Comandante del  Primer Cuerpo del Ejercito de enero de 2015 a abril de 2016; Comandante de la III Región Militar en Mazatlán, Sinaloa, de febrero de 2014 a enero de 2015;  y previo a eso fungió como Rector de la Universidad del Ejército de junio de 2012 a febrero de 2014.

Hasta el momento, ninguno de estos Generales es investigado en México por delitos de delincuencia organizada, de acuerdo con fuentes judiciales consultadas por Animal Político, sin embargo en palabras del propio presidente López Obrador todos los militares “que resulten involucrados en… (el) asunto del general Cienfuegos que estén actuando en el gobierno, en la Secretaría de la Defensa, van a ser suspendidos, retirados y, si es el caso, puestos a disposición de las autoridades competentes. No vamos nosotros a encubrir a nadie, ya pasó ese tiempo”.

Uno de los argumentos que utilizó el Departamento de Justicia de Estados Unidos para solicitar a la Juez Vera M. Scanlon  que no le brinde a Cienfuegos la oportunidad de pedir una fianza para enfrentar su juicio en libertad, es que el General mexicano representa “un riesgo significativo de fuga”, por sus conexiones con funcionarios y exfuncionarios “corruptos” y líderes narcos.

En la carta para justificar este punto se menciona textualmente que “la evidencia que respalda estos graves cargos es sólida, incluidas miles de comunicaciones interceptadas entre miembros del Cártel H-2, el acusado y otros funcionarios corruptos, el testimonio de múltiples testigos que cooperaron con respecto a las operaciones del Cártel H-2 y numerosos incautaciones de drogas. Dado el tiempo de cárcel significativo que enfrenta el acusado al ser declarado culpable, tiene un fuerte incentivo para huir de la jurisdicción”.

No solo eso. Sostiene que además el acusado “probablemente buscará aprovechar sus conexiones con altos cargos, miembros del Cartel del H-2 en México, así como ex funcionarios gubernamentales corruptos de alto nivel, para ayudarlo a huir de las fuerzas del orden de Estados Unidos y albergarlo en México”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here