Inicio Destacadas Puerto Rico reclama su derecho a la autodeterminación e independencia

Puerto Rico reclama su derecho a la autodeterminación e independencia

12

Prensa Latina

“Recordamos el 4 de julio de 1776 como luchadores y luchadoras por la autodeterminación e independencia; como continuadores históricos, como combatientes contra la potencia capitalista e imperialista más poderosa, violenta y agresiva del planeta, que es en lo que se convirtió Estados Unidos”, expresó al repudiar la celebración la víspera por el anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP).

Muriente Pérez, copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), propuso recordar la efeméride “con la plena convicción de que, más temprano que tarde, el pueblo de Puerto Rico transitará también por la ruta de la libertad e independencia”.

“Entonces, sólo entonces, la fecha adquirirá un propósito digno y respetable (y) podremos conmemorar el 4 de julio con el sentido trascendental que contiene”, estableció el aspirante a un escaño en la Cámara de Representantes por la Alianza de País entre Movimiento Victoria Ciudadana y el Partido Independentista Puertorriqueño.

Recalcó que el 4 de julio de 1776 es una fecha de gran importancia, cuando un grupo de influyentes ciudadanos de las trece colonias británicas de América del Norte suscribió una declaración que dio paso a la primera guerra de independencia victoriosa en este continente, y como resultado de la cual surgió el primer país independiente de este hemisferio.

“Esa trascendental experiencia libertadora abrió la ruta por la que transitaron, primero Haití en 1804 y posteriormente numerosos pueblos latinoamericanos durante el siglo XIX”, anotó el dirigente político puertorriqueño.

Para Muriente Pérez, Estados Unidos degeneró prontamente en una potencia expansionista, opresora y colonialista.

“Como parte de ese proceso de expansión colonialista, capitalista e imperialista, Puerto Rico fue invadido por las fuerzas armadas de Estados Unidos el 25 de julio de 1898, en el marco de la Guerra hispano-cubano-americana; junto con sus tropas vino la imposición de su idioma, su religión, sus leyes y su historia”, dijo.

En tal sentido, apuntó que la conmemoración del 4 de julio fue impuesta al pueblo puertorriqueño como parte de un proceso permanente de asimilación y adulteración de nuestra historia nacional.

Esa fecha, aseguró el dirigente del MINH, independentista, anticolonialista y transformadora en su origen, ha sido utilizada para inculcar falsas lealtades, manipular conciencias y facilitar el control y dominio imperial.

“Por eso en Puerto Rico, que es colonia estadounidense desde hace casi 126 años, los colonialistas y los anexionistas celebran esa fecha, absurdamente para exaltar la independencia de Estados Unidos mientras niegan el derecho de Puerto Rico a su autodeterminación e independencia”, remató.

Por eso, indicó, somos los anticolonialistas e independentistas puertorriqueños los dignos y legítimos continuadores históricos del proceso que cobró forma el 4 de julio de 1776 y que a través de una guerra de liberación produjo el primer país independiente de América.

“Ante los ojos de los protagonistas de aquel 4 de julio, los colonialistas y anexionistas que aquí le rinden pleitesía a la subordinación política, serían considerados traidores y enemigos de la libertad”, indicó Muriente Pérez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí