Inicio Opinión Epistolario

Epistolario

0

Aterrizando en nopales espinosos

Por Armando Rojas Arévalo

ESTIMADO JORGE, te prometí en nuestra charla telefónica de la mañana, que por salud mental iba a tratar con menos frecuencia el tema de la cuarta depredación. Empero, la sensación es que el país se desliza por un vertiginoso tobogán, a cuyo pie no hay agua para darse un refrescante chapuzón, sino cardos y nopales con espinas.

Así no se puede.

El mesías viola protocolos –como el de adelantase al Banco de México de informar sobre las nuevas tasas de interés- pasándose por su arco triunfal la autonomía de la institución. Se burla del consejo del Banco de México y al ver que había metido las patas se cobija diciendo que el dato se lo pasó el secretario de Hacienda.

No me cabe la menor duda que pronto se irá sobre las reservas de divisas, que nos dan seguridad y protección. Es lo que ha querido y por eso hubo cambios en la dirección del Banco.

Se burla de los ambientalistas y no ambientalistas que se oponen abiertamente a la depredación de selvas, cenotes y, en general de la ecología de la Península de Yucatán, por el tren maya.

La política exterior es un herradero donde los caprichos y ocurrencias parecieran ser parte medular del libreto de La Chimoltrufia, de “así como te digo una cosa te digo otra”, con consecuencias pésimas en todos los sentidos.

A alguien, o a él en las madrugadas de insomnio, se le ocurrió “negociar” con Estados Unidos la Ley de Energía, formando una Comisión de Amistad entre Rusia y México, apoyando la invasión de Ucrania. “Si sigues oponiéndote a mi ley, yo apoyo la guerra contra Ucrania”, ha de haber pensado frente a la abierta oposición del gobierno de BIDEN sobre su iniciativa de ley.

Nada le costó ordenar a los diputados morenacos hacer una alianza con Rusia. Los diputados no tuvieron la menor objeción en declarar México, amigo de Rusia en plena guerra contra Ucrania. En efecto, el miércoles se instaló en la Cámara un grupo de Amistad con Rusia, a iniciativa del grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT). Fue, digamos, un guiño a Putin que causa indignación, a un mes de la invasión rusa, sino porque también la posición del Gobierno ha sido condenar abiertamente la agresión de Moscú en el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El embajador ruso en México, VIKTOR KORONELLI, quien fue el invitado de honor en la sesión de los diputados, interpretó la alianza como “una muestra de apoyo, solidaridad y amistad, en estos tiempos complicados”, frente a unos legisladores irresponsables que la historia juzgará, porque avalan la campaña de “desnazificar” Ucrania, justifican la mordaza impuesta a la prensa extranjera y local en Rusia, apoyan la anexión ilegal de la península de Crimea y la ocupación de las regiones de Lugansk y el Donbás, y pretenden ignorar los crímenes de guerra cometidos contra civiles. Aberrante justificar los bombardeos y la invasión rusa en Ucrania.

“Yo les quiero asegurar que (se) ha demostrado ya varias veces por el señor presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que México nunca va a unirse con las sanciones antirrusas”, dijo el embajador.

Al tiempo, el gobierno de EU reveló que en México existe la base más grande de espías rusos que vigilan e informan de todos los movimientos del gobierno estadounidense.

El presidente respondió de inmediato que México no es ni de Estados Unidos, ni de Rusia ni de China, cuando por su condición de vecinos con el país más poderoso del mundo debería ser cauto y sereno. Sin embargo, todos saben que el presidente quiere presionar al gobierno norteamericano par que calle por la Ley Energética que, ya se adelantó, serán aprobada en los próximos días.

Tobogán de locuras que ya sospechamos, hacia dónde nos conducirá.

El viernes el señor estuvo de visita en Morelos, donde se confirmó lo que ya presumíamos: El gobernador no se va. Los morelenses deben olvidarse de su reclamo y exigencia que el gobernador CUAUHTÉMOC BLANCO pida licencia, por el desbarajuste que hay en el Estado. Hoy se confirma que el ex futbolista continuará en el cargo, tal vez con más fuerza que antes después de la advertencia presidencial en el sentido de que “No está solo el gobernador”. O sea, “yo estoy con él, pese a quien le pese”, palabras más, palabras menos. Que Morelos se pudra.

BLANCO se mantendrá en la gubernatura no porque el mesías esté de acuerdo con él ni con su forma de gobierno, sino porque el ex futbolista le asegura votos para sus planes futuros.

POR OTRA PARTE, Le da mucho coraje que artistas que hicieron propaganda de su candidatura y votaron por él se le hayan volteado. La obra del llamado Tren Maya está acabando con el ecosistema del sureste, en especial de la península de Yucatán, donde hay selvas, bosques, ríos subterráneos, cenotes y una gran diversidad de fauna salvaje –el jaguar, el ocelote, la guacamaya, etcétera- que podría extinguirse.

A él le vale. Me canso ganso, ha de decir. El Tren se hará, así como se hizo el aeropuerto “Felipe Ángeles!, ya mejor conocido como “central avionera”

En su megalomanía no piensa ni actúa serenamente.

armandorojasarevalo@gmail.com

rojas.a.armando@hotmail.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here