Inicio Destacadas Crean Comité en Consejo de Pemex para supervisar extinción del Grupo PMI

Crean Comité en Consejo de Pemex para supervisar extinción del Grupo PMI

38

Contra Línea

En el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex) preocupa cada vez más cómo se está realizando la extinción de empresas pertenecientes al Grupo PMI, creado a fines del sexenio de Miguel de la Madrid y durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari para evadir las leyes mexicanas y aprovechar las “ventajas” de conocidos paraísos fiscales, sobre todo en temas de elusión de impuestos y manejo discrecional de capitales públicos.

El nuevo Comité surgió por la inquietud de algunos consejeros ante la falta de transparencia que aún reina en la petrolera, en especial tras la venta del 51 por ciento de las acciones del astillero español Hijos de J Barreras y el posterior proceso de extinción de PMI Holdings, BV, una de las 61 empresas “privadas” que Pemex llegó a constituir en los sexenios pasados y que no rendían cuentas a nadie.

Al frente del Comité están los consejeros Laura Itzel Castillo y José Eduardo Beltrán Hernández, quienes tendrán la facultad de solicitar información de forma permanente a la administración del ingeniero Octavio Romero Oropeza. Es deseable a todas luces que éstos informen a la sociedad los hallazgos que hagan, pues se trata de la empresa más importante del Estado mexicano que, por años, se ha conducido de forma opaca sobre todo en sus operaciones en territorios fiscalmente laxos.

El Comité –que revisará todos los temas internacionales– será de gran importancia para dar seguimiento a todas las operaciones de la petrolera en el extranjero, pues además de supervisar los procesos de extinción de las empresas “privadas” de Pemex, podrá revisar todos los asuntos relacionados con esa estructura empresarial paralela que tanto daño le ha hecho a Pemex y a las finanzas públicas al privatizar el erario.

Más relevancia cobra aún si se tiene en cuenta la percepción que tienen varios consejeros respecto de la inacción del auditor interno Francisco Vega para fiscalizar estos procesos y sobre todo transparentarlos.

Por lo pronto, una de las primeras encomiendas del Comité será dar seguimiento a toda la reestructuración de las empresas privadas, empezando por la extinción de PMI Holdings, la compañía unimembre –sin oficinas ni empleados– creada en Países Bajos a inicios de 1988 y que desde el sexenio de Felipe Calderón tenía el control de una Tesorería Centralizada del Grupo PMI. Al margen de la Tesorería de la Federación, ésta ha manejado todos los recursos implicados en importaciones y exportaciones de productos petrolíferos.

Por ello es muy importante la participación del Comité especial del Consejo para revisar cuánto dinero hay en esa tesorería paralela y, sobre todo, qué va a pasar con él. Lo lógico es que Pemex lo repatrie y se pueda utilizar en beneficio de la sociedad o de la propia empresa, y que se haga de forma transparente. Pero con la experiencia que existe del pasado nada de ello es seguro.

El tema ya es de conocimiento del presidente Andrés Manuel López Obrador, pues en la conferencia mañanera del 6 de mayo pasado le comenté: “…PMI Holdings, BV, es una de las empresas privadas que Petróleos Mexicanos diseminó en todo el mundo, esta estaba radicada en los Países Bajos. Sobre ésta no solamente es el tema de Deer Park, presidente, esta empresa que en efecto es unimembre, no tenía ni empleados ni tampoco oficinas y estaba, además en Países Bajos, que es considerado un paraíso fiscal o un país fiscalmente laxo, ésta controlaba la tesorería centralizada del Grupo PMI, es decir todos los recursos de importaciones y exportaciones que hacía Petróleos Mexicanos en mercados internacionales pasaban por esta tesorería.

“Entonces, es muy importante, presidente, que se le dé seguimiento, qué va a pasar con ese dinero que estaba en la tesorería centralizada, porque es recursos públicos, aunque Petróleos Mexicanos en el pasado decía que no eran recursos públicos, que eran recursos privados porque todas estas empresas eran consideradas privadas, en realidad son recursos públicos que se deberían de repatriar, presidente, que nos ayudaría mucho en esta época de pandemia y de crisis universal que estamos padeciendo también como México, que ayudaría mucho que este dinero se repatriara y contribuyera a la compra de vacunas o a cualquier otra circunstancia de salud o de beneficio público.”

La extinción de PMI Holdings

La decisión de liquidar PMI Holdings la tomó el Consejo de Administración que preside la secretaria de Energía, Rocío Nahle, en el Acuerdo CA-090/2020 del 2 de diciembre de 2020. Pero en aquella sesión no se discutió el destino del dinero porque el tema simplemente no se puso a consideración de los consejeros.

Las implicaciones de esta extinción son mayores respecto de las operaciones de Pemex en los mercados internacionales, en particular en las labores del Grupo PMI encabezado por PMI Comercio Internacional, así como en toda la estructura montada y operada desde territorios fiscalmente laxos.

En la sesión ordinaria 963, el Consejo “autorizó la liquidación de PMI Holdings, BV, […] e instruyó a la administración [del ingeniero Octavio Romero Oropeza] a que realice los actos que corresponden y obtengan las autorizaciones que se requieran, de conformidad con la legislación y normatividad aplicables para llevar a cabo la liquidación señalada”

Para ello, también aprobó “la modificación del Acuerdo CA-056/2019 de fecha 29 de mayo de 2019, relacionado con el avance de la implementación del ‘Plan de Trabajo de Reingeniería Corporativa de las Empresas Filiales’, a fin de cancelar la autorización para llevar a cabo la fusión de PMI Holdings, BV, con PMI Holdings Petróleos España, SL”.

Asimismo, “instruyó a la administración [de Pemex a] que mantenga informado a este Consejo respecto de los avances en la instrumentación del ‘Plan de Trabajo de Reingeniería Corporativa de las Empresas Filiales’”. Como Contralínea lo ha informado, ello es parte del plan de reestructuración de sus empresas “privadas” radicadas en paraísos fiscales.

Radicada en los Países Bajos, ésta se encargó de manejar la Tesorería Centralizada del Grupo PMI y también estuvo detrás de las adquisiciones de las plantas chatarra Fertinal y Agro Nitrogenados y de las inversiones fallidas en las empresas españolas de astilleros de Hijos de J Barreras y la petrolera Repsol.

PMI Holdings

Al cierre del sexenio del priísta Miguel de la Madrid Hurtado, en marzo de 1988, Pemex constituyó con recursos públicos –pero con el carácter de privada– su filial PMI Holdings, BV, en Ámsterdam. Ésta era la segunda compañía que creaba: la primera fue PMI Services, NV, también constituida en marzo de 1988.

Fue el priísta Pedro Aspe Armella, entonces secretario de Programación y Presupuesto, quien autorizó a Pemex crear y operar la filial, consta en el oficio 1.1629, con fecha del 15 de junio de 1988 y del que esta columna conserva una copia.

La tercera empresa (de un total de 61 que Pemex creó en los siguientes sexenios de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña) fue PMI Holdings, NV [actualmente denominada PMI Holdings Petróleos España, SL], radicada en las Antillas Holandesas, entidad considerada como paraíso fiscal.

PMI Holdings, BV, ahora en vías de extinción, es una tenedora de acciones con carácter de empresa instrumental privada. Desde su creación, nunca fue considerada entidad paraestatal, no tuvo oficinas ni empleados y siempre estuvo sujeta únicamente a sus estatutos y a la legislación privada de los Países Bajos: jamás se rigió por la Constitución Mexicana, la Ley de Petróleos Mexicanos, la Ley General de Deuda Pública, la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria ni la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación y demás normas nacionales, lo que le permitía manejar a su antojo los recursos públicos.

De 1988 a la fecha, todas las decisiones de esa filial fueron unilaterales: pago de dividendos, contratación de deuda, otorgamiento de préstamos a otras empresas del Grupo PMI, inversiones en el capital social de empresas extranjeras (como Repsol, Hijos de J Barreras, Agro Nitrogenados).

Para Pemex, “el capital de trabajo o flujo de efectivo que maneja PMI Holdings, BV, como recursos propios producto de la operación internacional que se realiza por medio de las empresas del Grupo PMI, son independientes del presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados a Pemex y, por lo tanto, no existe la obligación de rendir cuentas en la Cuenta Pública”. Por ello, ni el Consejo de Administración de Pemex ni el Comité de Inversiones y Estrategia eran competentes para analizar y aprobar previamente las decisiones que tomaba la Junta de Directores de dicha filial.

Más aún, PMI Holdings, BV, no sólo concentraba sus “recursos supuestamente autogenerados”, sino que ha estado al frente de la Tesorería Centralizada del Grupo PMI, la que administra directamente en JPMorgan Chase Bank. Con ello, por años, ha “privatizado” varios millones de pesos de Pemex al “transformarlos” en rendimientos particulares.

El tema no es menor: en sus cuentas bancarias extraterritoriales y privadas se han captado los más de 500 mil millones de pesos anuales de las ventas internacionales de Pemex, así como los recursos de sus cuentas por cobrar. Además, se ha manejado el efectivo, los préstamos y los rendimientos de 20 empresas del Grupo PMI (ahora reducidas a poco más de una decena).

Antes de constituir la Tesorería Centralizada del Grupo PMI, en 2010 –cuando Calderón mal gobernaba este país– Pemex evaluaba la posibilidad de que PMI Comercio fuera la tesorera del proyecto, pero optó por el camino de la opacidad.

En Pemex “concluyeron que la indicada sería PMI Holdings, por tener el carácter de empresa privada extranjera, a la que no le resultarían aplicables las disposiciones legales mexicanas en virtud del principio de extraterritorialidad de las leyes y, por lo tanto, gozaría de una mayor ‘flexibilidad’ para desempeñar las funciones y los propósitos que perseguía la Tesorería Centralizada; por el contrario, en el caso de que se hubiera decidido que fuera PMI Comercio Internacional, ésta estaría sujeta a los preceptos normativos que regulan la actuación de cualquier entidad paraestatal”, reveló en 2013 la Auditoría Superior de la Federación.

Según Pemex, el riesgo de liquidez del Grupo PMI se mitiga a través de dicha Tesorería Centralizada o “in house bank”. Adicionalmente, las empresas del Grupo cuentan con acceso a líneas de crédito bilaterales con instituciones financieras; monitorean sus flujos de efectivo en forma diaria, y cuidan su imagen crediticia en los mercados financieros. Veremos qué pasa con ese dinero ahora que se ha ordenado la liquidación de PMI Holdings, BV.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí