Inicio Opinión Chiapas ¿regresará a la “Nueva Normalidad”?…Ingrid Estrada

Chiapas ¿regresará a la “Nueva Normalidad”?…Ingrid Estrada

0

Ingrid Estrada

Los últimos días se han tornado difíciles para todos los mexicanos y chiapanecos que esperaban ver mejores resultados de un gobierno que prometió acabar con la corrupción y trabajar del lado de los pobres, pero que conforme pasan los días se desencantan, pues no ven resultado alguno todavía.
Hace unas semanas hablamos de la vuelta a la normalidad en los “Municipios de la Esperanza”, que, en el caso de Chiapas, cancelaron su reapertura, pues se dispararon los contagios. Por citar un ejemplo, el pasado 24 de mayo, los medios locales alarmaron a la capital informando que se habían presentado cinco defunciones y 116 casos positivos de COVID-19 en menos de 24 horas, sumando hasta esa fecha mil 164 casos acumulados y 91 defunciones. Como podemos ver, la realidad en Chiapas no ha cambiado, aunque el Gobierno Federal festeja el regreso a la “Nueva Normalidad”. Este estado vive en la incertidumbre pues en tan solo cinco días los contagios se multiplicaron rápidamente alcanzando mil 632 casos positivos y siete nuevas defunciones, sumando un total de 120 decesos y casi 500 casos registrados; es decir, en los últimos días se registraron 100 nuevos casos diarios, lo que nos dice a las claras que la pandemia está muy lejos de ser controlada y las acciones del gobierno solo dejan ver la cercanía de una inminente crisis económica, política y social.
A pesar de eso, somos de los países que menos acciones han tomado frente al virus. Es por eso que hoy los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales difunden las exigencias de millones de familias del país en el sentido de que se resuelvan las necesidades más apremiantes de la gente pobre. Y es que ante la contingencia por el COVID-19, la mayor parte de los empleados formales se ha visto suspendido de sus centros de trabajo; por otro lado, los vendedores informales se han tenido que quedar en casa, por lo que no tienen ingresos seguros para cubrir el alimento de sus familias.
En estos momentos tan lastimosos para México, queda más claro que nunca la urgencia de un plan para mejorar la economía y la política del país a mediano y largo plazo, es decir, pensar en acciones que permitan una distribución más equitativa de la riqueza mediante la generación de empleos, y que estos estén bien remunerados; que se cobren más impuestos a las grandes empresas que, como lo reconoce el propio Gobierno Federal, durante muchos años no pagaron; que se reoriente el gasto público y se destine a la realización de obras y servicios en beneficio de las clases más desprotegidas.
La realidad nos lo está exigiendo, no podemos permitir que haya tanta gente con hambre en las calles, si no hacemos nada crecerán los índices de delincuencia, robos, asaltos a mano armada y homicidios; eso no es lo que queremos para Chiapas. En estos momentos de crisis y pandemia, se hace más visible que lo que necesitamos es que el Gobierno Federal implemente un plan económico y social más profundo y de mayor alcance, en donde las familias no estén supeditadas al apoyo de programas sociales; sino un cambio en sus ingresos económicos y en la creación de fuentes de trabajo que les permitan vivir dignamente.
Pero eso nos llevará todavía un tiempo. Por el momento, urge que todos los órdenes de gobierno protejan a las familias que no solamente sufren el problema del hambre, sino también el de la pandemia, pues si no tienen para comprar alimentos menos tienen para comprar caretas, cubre bocas, guantes o desinfectantes, materiales necesarios para volver al trabajo en la “Nueva Normalidad”; al no contar con ellos, se vuelven más propensos al contagio. En Chiapas hay problemas de desempleo, de falta de alimentos en los hogares y la falta de insumos en el sector salud, ¡urge que el Gobierno Estatal y Federal los atiendan!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here