Inicio Cultura Chiapanecos entre el miedo y la audacia ante coronavirus

Chiapanecos entre el miedo y la audacia ante coronavirus

0

MISAEL AUTE

Tras de que el gobierno federal decretara la Fase II de la contingencia sanitaria originada por el coronavirus, en Chiapas la sociedad aparentemente sigue su vida normal, pasando del miedo a la audacia, pues mientras en algunas zonas comerciales se nota la disminución de personas, el Centro permanece como zona boyante de clientela que hace sus compras normales.

Si bien es cierto la suspensión de clases decretada por las autoridades origina se registre una baja sensible de movimiento vehicular por las mañanas, ya que los paterfamilias han dejado de llevar a sus hijos a los centros escolares, a partir de las 9:00 horas –cuando la mayoría de los comercios del Centro abren- provoca un importante tránsito, tanto peatonal como de autos.
“Los comerciantes que vivimos del día a día no podemos parar, eso significaría no llevar dinero a la casa para poder comer”, señaló Cresencio Bonilla, vendedor con un puesto semifijo de fruta cerca del mercado “Juan Sabines”.
A su vez, María Castellanos, encargada de una tienda de telas, aseguró que el movimiento de clientela lejos de haber disminuido, se incrementó. “Creemos que ante el paro de labores en ciertos organismos del aparato gubernamental, quienes trabajan ahí aprovechan la oportunidad para poder realizar las tareas que no pueden hacer cuando laboran normalmente”, consideró.

CENTRO, BULLICIOSO; PONIENTE, SEMIVACÍO

Contrastando con las imágenes del primer cuadro de Tuxtla Gutiérrez, el Poniente –zona de movimiento económico al albergar a grandes cadenas comerciales, departamentales y restaurantes- luce semivacío durante el primer tercio del día, situación que cambia entre las 14:00 y 16:00 horas, aproximadamente.
Aparentemente sin temor a sufrir el contagio, se percibe a familias asistiendo a la plaza para poder realizar alguna compra y/o en los pequeños cafés, conviviendo con amigos y conocidos,

DETALLES DE LA FASE II

La declaratoria de la Fase II del contagio en México, según la Organización Mundial de la Salud, se presenta cuando se detectan algunos contagios entre personas sin que hayan viajado al extranjero, es decir, sin que los enfermos hayan sido “importados”.
Ante ello en este período las recomendaciones son más severas, entre ellas:
Suspensión de clases –situación que en el país operó desde la semana pasada-; cancelar eventos masivos; cerrar restaurantes o bares.
Previamente, el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell, informó que con dicha etapa, el Sistema de Salud mexicano se anticipa a la llegada de la Fase 3, la cual «será inevitable».
“Llega un momento en que se llega a un punto de inflexión donde la curva de contagio sube y aunque en nuestro país aún no llegamos a esto, es que se decidió tomar más medidas para contener el contagio y declarar la fase II”, señalo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here